viernes, 28 de marzo de 2008

Quienes jugaron ajedrez...Siegbert Tarrasch





Siegbert Tarrasch es el principal divulgador de las ideas de Steinitz sus principales obras son trescientas partidas de ajedrez y la partida moderna de ajedrez, así como textos sobre los torneos de Ostende y San Petersburgo. Debido a su extremo dogmatismo algunos le llaman; Tarrastustra. Acusado de un orgullo excesivo y de ser antipático por tener un concepto muy alto de si mismo. Otros lo denominan: Campeón Mundial de los torneos ó el Hércules de los torneos. En su defensa es obligado decir que posee una educación culta y refinada, de elegantes maneras y de buen vestir.

Lasker ha dicho sobre su retador: "La fuerza o debilidad del Dr. Tarrasch estriba en su desmesurado amor propio, sin el, sólo habría sido un mediocre jugador de ajedrez. Pero con su anormal egocentrismo ha llegado a ser un gigante. Su amor propio es tan grande que tiene que demostrarlo en algo y el ajedrez era el medio más fácil para él. Tarrasch es muy aficionado al ajedrez, pero sobre todo a su propio ajedrez" el doctor Tarrasch es un pensador, amigo de la compleja y profunda teoría... admira una idea por su profundidad; yo la admiro por su eficacia... yo creo en la fuerza".

Gran Maestro, poliglota, editor y Médico Cirujano, dueño de frases como: No tengo porqué suponer que haya en el mundo mejor jugador que yo al vencer a Marshall y una más cuando haciendo una reverencia en las vísperas del Campeonato mundial dijo: Para usted Señor Lasker, sólo tengo dos palabras: ¡Jaque mate! y haciendo otra reverencia se marcho.

Siegbert aprendió a leer y a escribir a los 4 años, nos refiere: a mis 6 años entendía el contenido de los libros que leía. Asegura que siempre ha luchado por su reconocimiento de judío en una sociedad alemana, siempre he buscado el reconocimiento publico y pone de ejemplo su triunfo, en el torneo de Manchester donde dijo ¡No quería ser el primero entre los alemanes, si no ser el campeón del mundo para Alemania.

Tres veces Campeón de Alemania. Triunfador en los torneos de Breslau, Manchester, Dresde, Leipzig y Viena. Muy joven leyó toda la literatura de ajedrez a su alcance. Me convencí que tenia aptitudes, asistí a la universidad de Breslau donde Anderssen daba clases, pero cuenta que los estudios de medicina absorbieron su tiempo, debí trasladarme a Berlín para completar mis estudios. Le preguntamos al maestro ¿si conocio a Bertoldo?, responde que si.

Lo conoci en mis tiempos de estudiante tambien él se hizo medico, él es hermano de Lasker, fue quien le eseño el ajedrez. Los dos se ganaban la vida trasnochando con ayuda de Jacobo Bamberger, un mecenas del ajedrez. Años atrás, con solo 11 años Lasker me reto; muy joven para jugar con él.

En Hamburgo a los 21 años obtiene el titulo de maestro, jugando con Blackburne, Englisch, Mason y Weiss, a los 23 se gradúa de medico, así debí dedicar tiempo a ambas profesiones, lo cual no fue del todo fácil confiesa.

Refiere que su decisión de no jugar con Steintz por el campeonato del mundo quizás fue una mala resolución, en ese momento me encontraba en buena forma, pero estimaba en mucho mi practica como medico. Yo y Lasker somos los dos alemanes mas fuertes en los tableros y ambos somos por decirlo así discípulos de Steinitz; soy seis años mayor que él.

Se cuenta que desdeño jugar con Lasker en su juventud. En el torneo de Montecarlo, en el que salió vencedor Tarrasch, éste le lanzó un desafío a Lasker, desafío que Lasker aceptó, pero que a última hora se hubo de suspender debido a que Tarrasch sufrió una aparatosa caída patinando sobre hielo.

De la muertes trágicas de sus tres hijos prefiere no hablar, se le sugiere, si esto influyo en su derrota contra Lasker por el campeonato del mundo -acordado despues de 14 años de larga discusión iniciada por Siegbert. Pensativo cambia de tema y nos cuenta de su aversión a la brisa marina.

Siegbert Tarrasch ha vencido al Campeón de los EE.UU Frank Marshall y tambien a Nimzowitch. Tarrasch ha sido nombrado uno de los cinco grandes maestros; mas originales. Editor de revistas en las cuales ha defendido y reclamando siempre iguales derechos para los alemanes y para los judíos. Le preguntamos sobre Nimzowitch -sabiendo que estos dos teóricos no se toleran desde el torneo de Coburgo donde Tarrasch se expreso de forma despectiva, referente a la forma de jugar de Aaron- su respuesta la da la luz de la estancia, iluminando su mirada desafiante; a la ves airada y despectiva.

Se le explica al Praeceptor Germaniae porque sus enseñanzas guiaron a generaciones de ajedrecistas, al innovador y creador de la Defensa Tarrasch, la variante Tarrasch de la Defensa francesa, la variante Tarrasch de la Ruy López y a quien Lasker después de limar asperezas con su enemigo irreconciliable dijo: Si el ajedrez fuera de cristal, Tarrasch sería invencible que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente.

A continuación la trascripción de las palabras estimulo, así como sus respuestas.

Ajedrez.

El Ajedrez es una forma de producción intelectual que tiene su encanto peculiar. La producción intelectual es una de las grandes satisfacciones -sino la mayor- al alcance del hombre. No todos pueden componer una pieza musical inspirada o construir un puente; sin embargo, en Ajedrez todo el mundo es intelectualmente productivo y por consiguiente, cada persona que lo practica puede experimental una satisfacción. Siempre he sentido un poco de lástima hacia aquellas personas que no han conocido el ajedrez. Justamente lo mismo que siento por quien no ha sido embriagado por el amor. El Ajedrez, como el amor, como la música, tiene la virtud de hacer feliz al hombre.

Campeón.

Ser un campeon de ajedrez no es nada, tambien hay que jugar como un campeon.


¿Cualidades del ajedrecista?

La desconfianza es la cualidad más necesaria en un ajedrecista.

Combinación.

El conocimiento profundo de las típicas continuaciones de mate hacen que las más complicadas combinaciones de sacrificio conduzcan no solo al mate sin mayor dificultad, sino casi como un hecho.

Medio Juego.

Previo al final, los dioses pusieron el medio juego

Caballo

Caballo en el borde, deshonor para el buen jugador.


Peones.

Los peones son el alma de la posición.

¿El ajedrecista se hace solo?

Una situación embarazosa entraña en sí un poco de muerte.


Genio.

La genialidad consiste en saber transgredir las reglas en el momento oportuno


Alfiles

Al igual que Voltaire no podía escribir sin su gato al lado, yo no puedo jugar al ajedrez sin mi alfil rey.

Juego cerrado.

Me disgusta, prefiero la ventaja de espacio, la reducción de la movilidad y de las oportunidades de oponente; desarrollando rápidamente las piezas.

Derrota.

Si nunca mueves un peón, no perderás una sola partida

Las figuras del ajedrez.

Si una pieza está mal, toda la partida estará mal.

Inteligencia

No todos pueden componer una pieza musical inspirada o construir un puente; sin embargo, en el Ajedrez todo el mundo es intelectualmente productivo.

Papeleta.

La culpa de mis fracasos la tiene la subestimación de mis adversarios y la sobreestimación de mis posibilidades.

La mejor jugada.

Considero cada posición como una tarea en el que el reto es encontrar la mejor jugada.

Sacrificio.

Es siempre mejor sacrificar las piezas de tu oponente.

Emanuel Lasker.

Lasker pierde de vez en cuando una partida, pero jamás pierde la cabeza.


Nimzovich.

Ignorante. Nimzovich tiene un gusto pronunciado por movimientos horribles. Su principal fuerza radica en maniobras originales, frecuentemente bizarras, las cuales son difícil de refutar en el juego práctico.

Aarón vs Tarrasch.

En la partida, en el movimiento decimo exprese nunca en mi vida había tenido una posición tan aplastante en tan pocos movimientos. Aunque el resultado fue un empate. Me parece que Aarón desde entonces inicia el construir su propio pensamiento.

Rubinstein vs Nimzowitch.

Nimzowitch tiene una preferencia absoluta para jugadas feas de apertura; suerte que Rubinstein, que siempre juega con buen gusto, le rebatió concienzudamente, porque hubiera sido realmente un escándalo si el juego antiestético hubiera sido coronado con el primer premio.

Una amenaza es más fuerte que su ejecución.

Una pequeña movida modesta, pudiera ser mas molesta a tu oponente que la amenaza mas grande.


Su condición de judío.

El dolor de ser expulsado de mi club, de ser excluido de los círculos sociales y de leer mi nombre en las listas de médicos proscritos

Idea y recopilación.

Dr Gabriel CapóVidal.


Nimzowitsch Aaron vs Tarrasch Siegbert

martes, 25 de marzo de 2008

En una realidad de noticias tan poco amables.


http://la-morsa.blogspot.mx/search?q=mensajes+subliminales+

Las sugestiones posthipnóticas operan en el inconsciente.

Una sugestión a nuestro subconsciente tendrá un efecto que modificara nuestra conducta por un breve tiempo. Nombremos el caso del sujeto hipnotizado al que se le indica durante un trance hipnótico que después al despertar busque las llaves de su automóvil. Lo hará sin poder explicar después el porque de su conducta. Si, se le cuestiona con insistencia El por qué de la búsqueda de las llaves, racionalizara la respuesta: "Tengo el deseo de conducir" impedido de saber que su inconsciente, ha determinado su conducta "consciente" 

Las indicaciones en trance hipnótico intervienen en el inconsciente de una persona, motivando y alterando su conducta. El sujeto a nivel consciente no se percata de esto. Un individuo realiza después de la hipnosis los actos que se le han señalado sin ningún conocimiento del por qué de su comportamiento.

Se debe esclarecer que nunca se podrá lograr por este medio que alguien, sin gustarle el tabaco sea un fumador habitual, como tampoco que abandone este habito siendo afecto al mismo, como tampoco ningún ajedrecista se transfigurará en un excelente jugador, al percibir inconsciente y periódicamente "juego bien al ajedrez", "busco ser gran maestro", "haré una norma de M.I. en mi próximo torneo", "debo confiar en mi cálculo de variantes" "estudiare finales dos horas diarias" . El efecto de una sugestión es transitoria, no perdura; al poco tiempo pierde su efecto. Lo mismo sucede con los mensajes subliminales.

En 1957 se llevó a cabo la famosa y ya clásica investigación sobre publicidad subliminal, que consistió en insertar por medio del taquistoscopio en la película "Picnic", protagonizada por William Holden y Kim Novak, mensajes subliminales que aparecían en la pantalla a 1/3.000segundo y decían "¿Tienes hambre? come palomitas" y "Bebe Coca-Cola". A y según a consecuencia de esta manipulación, las ventas de palomitas incrementaron en casi un 58% y las de Coca-Cola en un18% http://es.wikipedia.org/wiki/Mensaje_subliminal

Únicamente que  el mismo James Vicary reconoció, tres décadas más tarde, que todo había sido un montaje diseñado para vender a los anunciantes; estrategias de publicidad subliminal. Lo único que se vendía en ese entonces en el cine eran palomitas y Coca - Cola. Me pregunto ¿si esto lo ignora Michelone, me imagino que sí, como desconoce el fenómeno de la imitación extralogica, como nos daremos cuenta más adelante. Esto le sucede por escribir a vuela pluma.

La teoría de la información subliminal esta construida sobre el fundamento de la facultad humana de recibir información subconscientemente. La mercadotecnia paga a los dibujantes, ilustradores, programadores en un intento de manipular de manera intencionada nuestro subconsciente por medio de la publicidad, para sus fines de lucro y que compremos; solo que numerosos estudios confirman su ineficacia*.

Nadie con un programa que emplee todos los días e incluya subliminalmente "Comerás palomitas, beberás Coca Cola y harás una norma" lo cumplirá: ni engordara, ni será maestro. Tampoco por la hipnosis o por los mensajes subliminales el sujeto cometerá sucesos contrarios a su ética o en contra de su integridad.

El psicoanálisis no explora por medio de la hipnosis el inconsciente, instruido de que este recurso no es terapéutico, precisamente por su condición de una mejoría temporal, al aliviar los síntomas solo mientras dura la sugestión. Incluso la practica psicoanalítica nace de esta premisa. Por ello recurre a la libre asociación y a la interpretación, de los lapsus, de los sueños; la Vía Regia para conocer el subconsciente al decir de Freud. La finalidad es que nuestro yo, después de vencer diversas resistencias, perciba las motivaciones que son para nosotros desconocidas (inconscientes) y que determinan, rigen nuestra conducta.

El inconsciente esta constituido por un conjunto de deseos e impulsos ajenos a nuestra percepción, debido al mecanismo de represión que constantemente usamos. El conocimiento de la existencia del inconsciente en el hombre es una de las muchas cosas que han herido a través de la historia el narcisismo de la especie humana: Descubrimos que el planeta tierra no es el centro de nuestro sistema planetario, que el hombre procede de los primates, debido a un proceso de evolución, como es de suponer no somos los únicos en el universo y como hemos planteado: la mayor de las veces; no somos concientes de nuestra conducta y de nuestros actos.

Sin embargo los procesos del pensamiento inconsciente constituyen la fuente de la capacidad creadora del hombre. Un Dostoievski tras un tiempo de sesiones psicoanalíticas consciente y vivenciado de su odio al padre, nunca hubiese escrito a través de su magistral inconsciente; "Los hermanos Karamazof". Así como ningún mensaje iterativo subliminal, escuchado en casa resguardado del cierzo invernal, le hubiese persuadido a Dostoyeski de no apostar hasta el abrigo y perderlo en el juego.

Michelone menciona "Independientemente de que sea cierto que es posible influir en el comportamiento y hábitos de las personas a través de mensajes subliminales, es evidente que se hace uso de estas técnicas desde hace muchos años. No se necesita ser un genio para darse cuenta que, por ejemplo, en la televisión, los actores y actrices influyen en la moda cotidiana" 

Es cierto no se necesita ser un genio, solamente haber pasado por la preparatoria y haber leído medianamente, para saber de Gabriel Tarde un sociólogo fundador de la psicología social fue quien habló de la imitación extra lógica, asegurando que esta sigue leyes especiales. La imitación extralógica desciende de las capas sociales más altas hacia las capas bajas, es decir que el origen de invenciones tiende a ser imitada por aquellas partes de la sociedad que están más cerca de la fuente de invención, y posteriormente serán imitadas por las partes más distantesTarde menciona que la sociedad es una reunión de gentes que trata de imitar lo bueno y lo malo, por ejemplo la moda, el arte, etc.  

Michelone menciona "Si ciertas estrellas de la farándula usan algunos accesorios, o se visten de una peculiar manera, sin duda alguna su influencia alcanzará a un nicho (pequeño o grande) de la población expuesta a estos estímulos. Porque estos mensajes sobre la vestimenta, los accesorios o modos de comportarse no se dan directamente (como en un anuncio comercial de un producto)"

En esto ultimo me parece que López se confunde; la moda es un producto comercial, es toda una industria. Referente a las estrellas de la farándula, también ellas son presas de la moda y una clientela de mas alta adquisición . Los demás mortales somos parte de una sociedad de consumo y estos patrones fugaces de moda penetran por imitación Extralogica: como una gota, tras gota de agua no en una roca, sino en las mentes y estas ofertas se ofrecen en todos los escaparates posibles: revistas, cine, televisión, etc.  para que las gentes emiten patrones de prestigio, de evasión, de gozo, en la busca de la "felicidad" y a esto repito, se llama imitación Extralogica un fenómeno sociológico (sin ninguna relación con los mensajes subliminales) Incluso hay quien comete crímenes, imitando a delincuentes celebres.

La imitación lógica, es la imitación positiva, que se hace mediante razonamientos y estudio y hace que se avance en el progreso. Los ajedrecistas no se hacen solos, mucho menos con programas de mensajes subliminales. Se requiere guía y estudio.

Imaginemos un programa para computadora programado y que se lo pudiéramos hacer llegar a un determinado presidente de una asociación dentro de nuestro país "Serás un buen presidente" "Trabajaras en bien de los niños y del ajedrez nacional" "No te reelegirás mas" "Nadie tiene una conjura en tu contra; solo están cansados de tu ineficacia"

Lo que no esta fuera de la conciencia del lector es, el saber que estas sugerencias van en contra de los propios impulsos del inconsciente del destinatario, de su necesidad irracional y neurótica de poder. Si las motivaciones inconscientes auto destructivas de un alcohólico lo hacen beber ¿Podrá un programa influir y contener la inmensidad de sus impulsos y motivaciones inconscientes.?

Ningún mensaje subliminal a quien se nutre de forma compulsiva; modificara estas tendencias dentro este océano de impulsos autodestructivos e inconscientes.El carácter productivo adquiere libertad en la medida que su razón e imaginación se desarrollan cada ves mas en un periodo de tiempo a través del estudio en un intento de mantener la confianza en uno mismo y la independencia. Ningún mensaje subconsciente logra esto.

Los cambios en nuestro actuar de forma inconsciente, resultan de la comprensión de la verdad, de la concientización de nuestras orientaciones; del proverbial conócete a ti mismo. Nuestros ojos distinguen y perciben en nuestra casa, en la calle, en nuestro ambiente de estudio, de trabajo y de ocio, diferentes sucesos a lo largo de un día: objetos, sujetos, formas, colores, actitudes etc. y sólo una pequeña parte de estas contemplaciones se experimenta de modo consciente. El doctor O. Poetzle aportó que "El contenido de los sueños estaba compuesto en esencia de información percibida subliminalmente" "El contenido percibido subliminalmente es aislado y transformado para su reproducción posterior en los sueños".

Los mismo empíricamente lo decían Platon y Aristoteles, solo que después de más de dos mil años Sigmund Freud es quien imagina y comprueba la función del sueño, que es la del defensor del reposo "el proceso onírico permite una vivencia alucinatoria inocua, y así asegura la continuación del dormir" "Un sueño constituye la señal de que ha surgido algo que tendía a perturbar el reposo. El durmiente sueña en lugar de despertar bajo los efectos de la perturbación. La experiencia nos muestra, que los estímulos del sueño son restos diurnos. De aquí, la afirmación desarrollada en nuestra Interpretación de los sueños y demostrada luego hasta la evidencia, de que las palabras y frases integradas en el contenido del sueño constituyen una imitación de las palabras pronunciadas el día inmediatamente anterior, o, correspondientes a impresiones recibidas, durante el mismo, en la lectura, en la conversación, etcétera"

Freud explica del diferente papel de los restos diurnos y los deseos infantiles en la formación del sueño. El resto diurno sería el socio que aporta la idea y que desea explotarla, pero nada puede hacer sin que el capitalista, es decir, sin que los deseos infantiles, corran con los gastos, los gastos psíquicos necesarios para la formación del sueño. y afirma que se produce una transacción mediante la cual los restos diurnos toman del deseo inconsciente la fuerza necesaria y, a su vez, éstos los utilizan como el medio imprescindible para acceder a la conciencia.

Manifiesta es entonces la importancia de los restos diurnos presentes en los sueños y la realización de deseos. No podemos equivocarnos. Sí aceptamos que los estímulos subliminales afectan nuestra percepción y también a nuestras emociones de forma momentánea, entonces al percibir inconscientemente delante de nuestro ordenador: "Eres un buen jugador" será factible que durante la noche durmiendo, fatigados de nuestras actividades cotidianas: soñaremos sonriendo triunfar ante Juan Carlos* tras una elaboración infantil, onírica de realización de deseos. ¡Alguna utilidad tendrán este tipo de programas en una realidad con noticias tan poco amables!.

El autor, López, al final de su articulo inserta esta nota: es posible usar el sistema de mensajes subliminales para otro tipo de aplicaciones o temas. Aquí se ha enfocado al ajedrez, buscando precisamente un elemento más para mejorar en el propio juego¿Para mejorar el juego?

A los pequeños y jóvenes ajedrecistas no se confundan. La formación tiene mucho de imitación lógica, de motivación, de ilusión, de estudio, de razonamiento y de entrenamiento dentro del ámbito cognoscitivo de forma consciente .

Dr. Gabriel Capó Vidal.


* Terence Hines, por ejemplo, menciona en su libro Pseudoscience and the Paranormal (Buffalo, NY: Prometheus Books, 1990) que "después de muchos años de estudio se ha demostrado que los efectos de la estimulación subliminal son muy limitados.

Citando a Ricardo Alfredo Martínez Ceruzzi del sitio http://www.analitica.com/cyberanalitica en su sección Matriz:

William F. Arens, en su libro: Publicidad de 2000, Editorial McGrawhill, señala que "hasta ahora ninguna investigación ha demostrado que exista la inclusión, por ejemplo, de obscenidades en los cubos de hielo de un anuncio de licor, que de alguna manera haga que lo compremos".

Según Sergio A. Vistrain D., de la Universidad Juárez Autónoma de Tabasco (Hitos de Ciencias Económico Administrativas, 1998), el concepto de "Publicidad Subliminal" realmente significa "decir realmente cosas, aunque realmente no parezca que las ha dicho".

* M.I. Juan Carlos González -Cubano radicado en México- Varias veces Campeón Nacional

El juego del silencio.


Los árabes no jugaban al ajedrez en silencio. El silencio se impone en la modernidad, la Edad Media tampoco se asocio ajedrez y silencio. Cuando una pareja de jugadores se enfrentaba, solía formarse a su alrededor un grupo de aficionados que comentaban la partida y proponían movimientos. Esto sucede aun en los cafés, en las peluquerías, en las carpas, etc. y no es mal visto, porque esta forma lúdica; no es competitiva.

La convivencia diaria tiene sus normas que aceptamos, acatamos y respetamos por un principio de rectitud, si convenimos en un reto admitimos sus reglas. El ajedrez tienes las propias que se adecuan a los tiempos. Decenas de años antes, nadie imagino un sonido, dentro de la sala de juego de ajedrez profesional proveniente de un aparato de comunicación personal, importunado la reflexión del contendiente y la propia. Esta distracción se extiende a los ajedrecistas que compiten en mesas contiguas.

Nadie duda de la necesidad del silencio por ser esta una condición para la concentración. Es la misma condición que se aplica dentro de una ópera a los asistentes, se impone el silencio a los celulares para gozar de la obra y por respeto a la coexistencia. Desfavorable e incomodo seria estar escuchando los varios sonidos telefónicos a lo largo de la representación musical o durante las largas horas de una justa ajedrecística, a más de escuchar de quien contesta; su charla por breve que sea.
Lo importante en un torneo es que se respeten las normas para jugar el mejor ajedrez, con las pautas propias que exigen silencio. Llevar el celular funcionando, ¿no es un mucho; de me importan poco los demás? ¿Qué pasa si el celular está en modo de vibrador? ¿Eso también se penaliza? ¿Y si solamente suena un tono advirtiendo que al usuario le llegó un mensaje"?
Las quejas por el sonido de los celulares dentro de una partida, además del descontento por supuestos envíos de movimientos o jugadas - que es posible dentro de la tecnología - supuso por parte de la FIDE una decisión: la prohibición de los celulares "prendidos" dentro de una sala.

El ajedrez incrementa la capacidad de decisión, mediante la elección de una, entre varias alternativas. Si la norma del silencio es inherente al ajedrez,¿porque no consolidamos esta opción? -apagar los celulares- como la mejor; en bien del juego y sus resultados.
Esta medida no va en contra de la idea del ajedrez, ni de la competición muy al contrario. Lo importante de un torneo es que se juegue en las mejores condiciones de ecuanimidad dentro del silencio. Quienes juegan se responsabilizan de sus actos y decisiones, es parte de la pedagogía del ajedrez. Quienes aprenden el juego ciencia desde niños obedecen sus pautas de conducta, entre ellas: el respeto por los demás; eso nos enseña el ajedrez desde muy niños ¿no es así?


Dr. Gabriel Capó Vidal.

sábado, 8 de marzo de 2008

“Ya se va la rama muy agradecida”


"Naranjas y limas
limas y limones
más linda la Virgen que todas las flores"

El Maestro escucho primero los cánticos que provenían de lejos, de la calle, de voces infantiles que se acercaban, después los toquidos a su puerta

De un viaje interior regresaron: las memorias de su infancia, los recuerdos de diciembre, el perfume del barrio, los rostros en procesión de sus amigos, aferrados a una rama del árbol de Navidad, decorada con esferas, con cabello de ángel y las lagrimas que humedecieron sus ojos.

"En un portalito
de cal y de arenanació Jesucristo
por la Nochebuena.

Zacatito verde
lleno de rocío
el que no se tape
se muere de frío".

Resurgieron de antaño, las risas, el contento compartido con sus compañeros, los toquidos a las puertas, de los afables vecinos. Y la pregunta repetida y obligada al abrirse la puerta ¿si la familia quería oír la rama?, y la algarabía de todos al oír que sí y su voz infantil canturreando:

"La calavera tiene un diente
tiene un diente
y la muerte tiene dos

Señora Santana,
¿por qué llora el niño?
Por una manzana que se la ha perdido
Que no llore por una, yo le daré dos
una para el niño y otra para Dios"

Aun con el sabor a lágrimas, el Maestro, recogió unas golosinas de la repisa, abrió la puerta con una sonrisa de dicha, que agradeció a los chiquillos.

"Si no me dan mi aguinaldo
mi aguinaldo
ya la pagarán con Dios".

Seguido de un guiño, Carlos Torre repartió dulces y amor.

Idea y recopilación Gabriel Capó.

Las ideas que están detrás de un: ¡Jaque mate!


Al pensamiento que da vida a una combinación se le llama idea; el pensamiento que apoya el juego posicional se la llama plan; citaba Lasker.

El ajedrez que disfrutamos en nuestros días es el resultado de la evolución de las ideas que el hombre ha realizado del antiguo arte de la guerra. Este juego inmemorial se practica en todo el mundo siendo entre los juegos el que más se practica. A muchos ajedrecistas juveniles a quienes le he preguntado ¿Por qué te gusta el ajedrez? Mencionan que les apasiona y les cautiva y cuentan que no saben a ciencia cierta las razones. No alcanzan a discernir todos los motivos de su atracción y fascinación por el juego ciencia.

Aventuro una respuesta. Esta en nuestro inconsciente colectivo (Jung) siendo un primigenio instinto de destrucción que a través del tiempo hemos sublimado: la guerra de la inteligencia que suple a la barbarie. Honrando en el tablero a los viejos guerreros, las viejas batallas, rememorándolas y erigiendo nuevas.

Algunos de los cambios en el ajedrez han sido influidos por las transformaciones en la vida guerrera de la humanidad. La intención de este articulo es dar un breve paseo por las ideas de diversos ajedrecistas esperando les sea de utilidad a padres e hijos- iniciando en 1561 con la publicación de la obra “Libro de la invención liberal y el arte del axedrez” escrita por D Ruy López. En estos tiempos se uso el poder de las piezas con ataques arrolladores, concebían planes que pronto se cambiaban. Los conocimientos se adquirían únicamente al reproducir las partidas, aprendiéndose los modelos de aperturas, siendo el conocimiento de la defensa nulo.

El arte de la planeación se inicia en Italia en el renacimiento y se concibe, poner las piezas rápidamente en juego, no considerar los peones y construir un impetuoso ataque contra el Rey. Combinaciones que iniciaban confinando al rey y continuaban con sacrificios para ganar tiempo y espacio. En la defensa se utilizan los cambios sistemáticos de piezas disminuyendo así el vigor del asalto enemigo y la mayor de las veces desbaratándolo. Proceden de estos tiempos los gambitos, la defensa Guioco Piano, los fiancheti y la defensa siciliana.

En 1749 el francés Philidor ( 1726 - 1795) analiza una seria de aperturas en su libro Anayse du jeu eschecs y marca el siguiente paso de la evolución de la planeación. En esta obra se manifiesta la importancia de la marcha racional y metódica de los peones. “Los peones -refiere en su libro- son el alma del ajedrez. Siendo irreversible el movimiento de los mismos, su estructura es fundamental para estrategia del juego; Una sólida formación de peones resiste un ataque precoz y sirven de sostén en un ataque correcto”

Philidor primer pensador posicional mostró el valor del peón en maniobras lentas con el propósito de abrir líneas. Explico también las desventajas de los peones débiles: los doblados, los aislados, los atrasados. Como es usual fue incomprendido en su tiempo. Abordemos el pensamiento de otro francés: La Bourdonnais quien elabora el siguiente plan: Combatir cada unidad desarrollada en el centro con una fuerza por lo menos igual y perseguir al enemigo después haciéndolo retroceder en el centro con un buen puesto de avanzada en su propia posición No escribió ningún libro pero se conservan sus partidas.

Adolf Anderssen (1818-79) fue un maestro de escuela, matemático y de nacionalidad alemana. De quien los ajedrecistas conocen las partidas llamadas, Inmortal y la Siempreviva. De este tiempo procede la invención del gambito Evans. Todo se reducía a un a taque y al contraataque resultando posiciones desaforadas con sus ramificaciones casi incalculables, le atraía la belleza de la combinación Producía bellas, brillantes y elegantes partidas. Escuchemos un consejo de Anderssen “Muevan aquella pieza que esta en peor situación a menos que estén convencidos de que pueden obtener una ventaja inmediata con un ataque”

En Los Estados Unidos de Norteamérica, en Nueva Orleas nace Paúl Charles Morphy (1837-1884) fue abogado de profesión, fue en sus tiempos de gloria vitoreado y llevado en hombros por las calles de Paris, de su tiempo fue el mejor y conquisto la vieja Europa venció a Anderssen este después de la derrota dijo: “Es imposible conservar la propia excelencia en un estuche de cristal como si fuera una joya para sacarla siempre que se necesite, por el contrario solo puede mantenerse mediante una practica buena y continua”

Morphy poseía un juego de ataque y múltiples sacrificios y un gran sentido posicional además de un desarrollo rápido, control del centro y columnas abiertas. Luchaba siempre en el centro con unos cuantos peones en el frente y si necesitaba líneas abiertas sacrificaba a estos.

William Steinitz nació en Praga en 1836 fue un pensador innovador Partió de que todo plan debe tener una razón, una evaluación de la posición. Estudia la estructura y la dinámica de la partida, sus diversos elementos y principalmente la estructura de los peones. Expresando que estos determinan la fuerza o debilidad y el potencial dinámico de una posición, demostró las ventajas de una posición sólida para repeler una ataque injustificado.

Sus principios entre otros fueron. El centro fuerte, las casillas débiles, el alfil malo, el juego contra los peones débiles, los dos alfiles, como desarrollar y hacer permanente la ventaja. Enseño que es incorrecto atacar antes de que el equilibrio de la posición haya sido vitalmente alterado y logrado este objetivo se debe sin dudar atacar o resignarse a perder la ventaja, La defensa Steinitz en contra de la apertura española fue otra de sus contribuciones.

Consejos de Steinitz para los niños y jóvenes ajedrecistas: “El estudiante de ajedrez debe medir fuerzas con jugadores lo más fuertes posibles. El estudio y la practica debe ser diario, es preferible una hora diaria a seis juntas en un solo día. También recomendaba: “Reproduce partidas mentalmente, examina partidas magisteriales que se publican con buenos comentarios. Steinitz derrota a Anderssen siendo así el primer campeón oficial en la historia del ajedrez Como Anderssen fue incomprendido por sus contemporáneos. Consulta el libro Modern Chess Instructor.

Pasemos al punto de vista de un pedagogo mas dentro del ámbito del ajedrez Dr. Siegbert Tarrasch al contrario de Steinitz no gustaba de los juegos cerrados. Sus principios fueron: La ventaja de espacio, reducción de la movilidad y de las oportunidades de oponente, desarrollando rápidamente las piezas. No perder tiempos en la apertura. Con una rígida concepción del juego. Demostró la fuerza compensadora del peón aislado de dama al dar movilidad a las piezas es conocida la defensa Tarrasch contra el gambito de dama. Consejos de Tarrasch “De mis fracasos tienen la culpa la subestimación del adversario y la sobreestimación de mis posibilidades. Considero cada posición como una tarea en el que el reto es encontrar la mejor jugada”

En este espacio hablemos de Mijael Ivanovich Chigorin (1850-1908) es lo opuesta la escuela de Steinitz y de Tarrasch busco lo creativo dentro del ajedrez Es conocida la defensa Chigorin contra la apertura española. Defendió al caballo en contra de la suposición en boga de la superioridad del alfil, Revisa la defensa Chigorin contra el gambito de dama Fue un jugador excelente, efectuó deslumbrantes gambitos y jugo el sistema cerrado de la vieja defensa india

Las nuevas ideas de Ricardo Reti y Aron Ninzovih produjeron un cambio dentro del ajedrez. La esencia de estas era la individualidad de cada posición apartándose de la escuela científica que aplica reglas. Rechazaron los dogmas, inventaron aperturas y posiciones nuevas. “El control del centro no necesita ejercerse por ocupación que una masa central de peones, no siempre es fuerte y a menudo es objeto de ataques. Sus principios posiciónales son los siguientes: La profilaxis, la restricción y el bloqueo atacando la base de peones en sus bases y la sobreprotección. La defensa Ninzo india puedes consultarla en el libro Mi sistema.

Escucha a Ninzovih “El talento combinativo mas el trabajo minucioso pueden hacer posible, lo imposible. Al jugador combativo le digo procure comprender letra por letra los más importantes motivos y estrategias posiciónales. A quienes no les gustan las combinaciones, procure estudiarlas. La unión del juego combinativo con el posicional les traerá Éxito, la alegría y el encanto

Ricardo Reti (1889 1929). Reti al jugar con blancas renunciaba el mover pronto sus peones dejando que las negras ocuparan el espacio vació procediendo entonces al ataque del centro de peones negros con P4AD y el fiancheto de ambos alfiles Sistema conocido como apertura Reti. A estas aperturas y posiciones nuevas se les denomino hípermodernas. Reti fue considerado un poeta del ajedrez. Es recomendable su libro Nuevas ideas en el ajedrez

La síntesis como sabemos es la composición de un todo por medio de sus partes, bien en el ajedrez hasta este momento subsistían las ideas de la escuela clásica y las ideas del cambio las de la escuela hípermoderna. Quien trata de sintetizar ambas ideas fue Reuben Fine nacido en 1914 reunió lo clásico con lo moderno tratando de crear un todo de esta autor es importante que leas: su libro "Finales básicos en ajedrez", te será de enorme utilidad.

Alekine en ves de buscar la mejor jugada se afano por encontrar un plan profundo y de mayor alcance surgiendo entonces la tendencia dinamica sobre la base estratégica que integraba las ideas clásicas y las hípermodernas. Pero ello, será el motivo de otra comunicación donde también daremos una mirada a la escuela Rusa de Botvinnik que fue otro investigador del ajedrez.

Dr. Gabriel Capó Vidal.

Bibliografía:

La batalla de las ideas en ajedrez, Ajedrez brillante, Biblioteca básica de ajedrez, Manual de ajedrez. Entrenamiento de elite de los autores Anthony Saidy, Máximo Borrel, AL Horowitz, Emanuel Lasker, y Mark Dvoretky respectivamente

Dr. Gabriel Capo Vidal.

¿Los ajedrecistas se hacen solos?

Elija: ¿cuál de estas figuras se llama Booba y cuál Kiki? Haga clic en la figura y sabrá más, sobre su elección



El conocimiento es útil cuando se vive.


Teóricamente, podemos aprender de los libros con los básicos conocimientos de lectura, pero no es enriquecedor. Los niños requieren respuestas afectivas, cubrir su necesidad de relación. Por ello no concuerdo con la frase “Los ajedrecistas se hacen solos” de Manuel López Michelone. El narcisismo es el polo opuesto de la objetividad, la razón y el amor.

Una forma elemental de conocimiento, es la sensación, una expresión no interpretada, ni necesariamente relacionada con experiencias previas. Nuestras sensaciones son la parte principal, del darnos cuenta de algo. Estas impresiones viajan por las terminaciones nerviosas e informan a nuestros órganos de los sentidos, de los estímulos externos.

Hablemos de la percepción. Si observamos una serie de figuras de ajedrez en una posición determinada, no afirmamos que únicamente son piezas de ajedrez colocadas al azar. Somos capaces de un proceso de contar, de relacionar y de descubrir la colaboración entre las figuras del ajedrez y darles un sentido integral, interpretativo en relación con conocimientos matemáticos, geométricos, ajedrecísticos. Podremos enunciar en su caso que las blancas darán jaque mate en seis jugadas más.

Son estas apreciaciones manifestaciones del conocimiento, de un valor mas alto que el de la sensación original y son posibles por una razón. Cuando las sensaciones primitivas (funciones elementales del conocimiento) se analizan, y se relacionan con experiencias anteriores, adquieren el significado de percepciones.

Pensamiento mágico.

Con un poco de imaginación podríamos visualizar a un ser humano prehistórico que una mañana se decide a capturar animales y que obligado por las inclemencias atmosféricas, pernocta lejos de su cueva, apartado de su clan, en cualquier paraje, cansado de un infructuoso recorrido. En una noche de luna, la luz que esta emana, se posa en la lanza del cazador, este agotado, semidormido la distingue por el reflejo. Al otro día hambriento parte de cacería y hábilmente consigue varias presas. Jubiloso comparte con sus amigos su descubrimiento, el gran secreto: “Deben dejar las lanzas la noche previa a la cacería serenadas a la luz de la luna, y la caza será abundante” y agrega” Si la luna no se refleja sobre el arma será infructuoso el salir.

La idea del reflejo lunar sobre la lanza asociado al éxito en la caza se llama pensamiento mágico. Este pensamiento mágico produce lo que se conoce como ritos que pretenden lograr resultados utilizando falsas relaciones de causa a efecto. Cuando algunos de los hombres de su horda fracasan, cuestionan al compañero de caza: Por qué a ellos no les funciona, ¿por qué han tenido mala caza a pesar de seguir sus recomendaciones? Él les menciona su falta de fe, o bien la presencia de espíritus malignos que interfieren.

Este pensamiento mágico es ineficaz debido a la falsedad de sus principios en los que se funda, es un pensamiento infantil, rudimentario Se puede apreciar que este pensamiento arcaico aún se encuentra presente en algunas mentes. ¿Alguien conoce a un ajedrecista que atribuyen a su fetiche, o a muñequitos que pone en la esquina de la mesa de juego, sus victorias?

El triunfo de la inteligencia y la cultura.

A esta forma de pensamiento mágico le siguió el empírico, base del pensamiento científico. Momento histórico en que el hombre modifica su entorno, es el asunto de personaje antiguo que observa que las semillas que tiro en el suelo han producido una mata y que el prodigio puede repetirse, se llegó al conocimiento derivado de la experiencia. Este suceso dio paso al sedentarismo y a las grandes civilizaciones. El pensamiento se tornó práctico, eficaz. Este avance en el pensamiento permitió una de las etapas más significativas en el desarrollo de la cultura, es el triunfo de la inteligencia sobre el primitivismo mágico.

Estos nuevos conocimientos como el saber sembrar, el forjar metales, etc. se trasmitió de generación a generación por medio de la tradición oral. Fue un almacenamiento de conocimientos sobre diferentes especies del saber y que se trasmitieron a través de la enseñanza. El ajedrez se remonta dentro de las leyendas a tiempos milenarios, algunos autores ubican su origen en los egipcios, los mas entre la cultura árabe, sé sabe más de este juego a partir de la edad antigua y de la edad media.

Los conocimientos al través del tiempo van separándose en grandes grupos o sistemas según el objeto al que se refieran, así nacen las ciencias. En los inicios del pensamiento científico se estreno un sistema de conocimiento ordenado, regido por determinas leyes que después recibió el nombre de lógica es la parte más sólida y útil de la filosofía, del saber. El hombre confió en la certeza de su pensamiento.

El ajedrez paso por esta etapa de pensamiento mágico recordemos a los “magos” del ajedrez que debido a su “encantamiento” lograban grandes hazañas enigmáticas. Steinitz fue un pensador profundo, un gran descubridor que se percata de que los triunfos no son fortuitos, que obedecen la colección de pequeñas ventajas.

Una forma última de conocimiento integral deriva directamente de la experiencia personal. Asentemos un ejemplo; El de un ordeñador de vacunos, que vive en un medio rural. Por más que imaginemos la situación e intentemos vivirla con intensidad en la mente, nunca tendremos el conocimiento real de la situación como seria el haber ordeñado a una vaca, de haberlo vivido, de haberlo experimentarlo.

Un libro, un buen documental sobre el método de ordeña nos podrá dar un conocimiento más profundo, nos indicara técnicas, precauciones, higiene, del peligro de la pisada de una vaca, etc. Esto debido a la naturaleza del libro ó del film simbólica y comunicativa. Pero en la práctica únicamente el estar ahí; el percibir el olor del establo, el oír el bramido del rumiante, el tocar sus ubres, el hacerlo varias veces nos indicará la suavidad o fuerza que se debe utilizar por parte de nuestros dedos para una efectiva ordeña.

El entrenamiento nos hace confirmar nuestro estar al tanto, aprendemos de la práctica diaria y se llega a ser un experto. Cualquiera puede entender en libros y en películas. Pongamos otro ejemplo, las guerras, el horror, de los bombardeos, el sonar de las sirenas, el hambre, la falta de víveres, del agua, los gemidos de dolor de los heridos, el olor a metralla y las hambrunas que generan estas beligerancias. Todo ello, nos lo podríamos imaginar. Pero nunca tendríamos el conocimiento de esta situación de la que tendríamos, si realmente hubiésemos estado ahí.

Es certísimo, no se necesita que todos estos sucesos nos tengan que ocurrir para poderlos comprender, pero en el caso del conocimiento ajedrecístico como en otros, deberemos experimentar en nosotros las sensaciones, los incipientes análisis, los avances en las percepciones. Nuestros aciertos por medio de los adiestramientos, mejoraran través de variadas técnicas pedagógicas, Se evoluciona dentro de un contexto de sabiduría y de intercambio de ideas. Los niños y jóvenes se adiestran, consiguen interés, conocimiento, respeto y responsabilidad. Los jóvenes ajedrecistas tienen que estar en los entrenamientos. Para después en casa seguir estudiando, averiguando.

Si el conocimiento es vivido, por el sujeto, esto lo enriquece, y obtiene conocimiento de las personas y del mundo a través de la práctica, de la experiencia fundamento mismo de la educación y si esta la analizamos y la referimos a marcos lógicos adecuados, entonces pasa a formar parte de nuestro pensamiento científico. Es el caso de muchas ciencias, el del ajedrez también.

Un orientador calificado reciba el nombre de maestro, profesor, preceptor o entrenador debe poseer humanidad, vocación y nociones para que el alumno reciba el beneficio de una enseñanza milenaria que sé trasmitió en sus orígenes de boca en boca, que se almaceno en la memoria colectiva por cientos de años, noción y que después se totaliza en los libros, para que no se extravíe. (En el caso del ajedrez en 1561 se publica Libro de la invención liberal y el arte del juego de axedrez por De Ruy López)

La frase “El ajedrecista se hace solo” es un salto atrás, es un grado de narcisismo no compatible con la cooperación social. El humano tiene que relacionarse a sí mismo, con otros para encontrar la forma de sustituir las raíces que en la naturaleza le concedió a los demás animales (instinto) La supervivencia emocional es la necesidad de estar relacionados con otros para defenderse, para jugar, para educarnos, para trasmitir conocimiento y obtener satisfactores.

Hoy podemos recurrir a los libros, a las ilustraciones, justo como lo maduraron los primitivos, junto a una fogata, en el interior de una caverna, enseñando a sus vástagos las pinturas rupestres de los animales que existían en su contorno (fuente de nutrimentos) y la forma de cazarlos. La Actual pedagogía es la continuación de esa inmemorial tradición oral que nos legaron nuestros antepasados. Dentro del ajedrez es; el recrear e investigar sobre un tablero de ajedrez las remotas proezas guerreras, protagonizadas por los pretéritos maestros mundiales y la de los novísimos maestros, supervisados por el consejo de un experimentado preceptor para después seguir indagando dentro de los libros en el calor del hogar. En un sorprendente viaje de retroalimentación.

Es indiscutible que todas las madres de los niños y adolescentes ajedrecistas, se complacen de que sus vástagos amen lo que tienen, pero no les impiden procurar lo que quieren, y lo que ambicionan. En resumidas cuentas, esto es: más amor, más conocimientos, más reconocimientos. Por ello son plenamente luminosos, es parte de su vivir



Dr. Gabriel Capó Vidal.


La mas admirable de las lecciones.




Los padres de ajedrecistas, podemos reseñar como nuestros vástagos, dentro de una ronda luchan con tesón, con inteligencia, empleando todos sus recursos intelectivos. Después, nos dan la más admirable de las lecciones, sus “enemigos” en realidad son, sus más grandes amigos. Finalizada la partida, los más chiquitines esbozan una gran sonrisa y corren al lado de su camarada. Juntos abrazados, transitan alegres, colmados de alegría y de optimismo. Los de más edad los encontramos riendo, en una charla amena, compartiendo sus mutuos intereses.

El ajedrez significa para el niño: el gran valor de la colaboración de las diversas piezas dentro del tablero. En sus vidas; el gran valor de la cooperación y convivencia con sus compañeros. Ambas figuras en este ámbito de su infancia feliz establecerán en su venidero existir; la lucidez, la madurez.

Algunos padres, aún no perciben que sus hijos juegan dentro de la competición con personales y diferentes tensiones. Algunos padres agregan una más: (concientes o no de ello) su presencia durante todo el lapso de la ronda, que ejerce un apremio extra, en contra de los mismos resultados deportivos que esperan de ellos. Se podrá argüir que su estar ahí, obedece a un fin, el de un refuerzo espiritual. Pero es debatible si permanecer observando todo el tiempo el juego del niño, no pone en duda el principio de confianza en la determinación de las propias decisiones de sus retoños.

La guía del padre que siempre exige del hijo el primer lugar, desvalorizando el segundo sitio o los subsiguientes ¿es la adecuada? Los padres que se disgustan cuando su hijo “pierde” ¿pensaran que sus hijos libraron una batalla, con un enemigo, con el entrenador adversario, con el progenitor de recién vencedor o meditan que en el intervalo del combate, sus vástagos pusieron a prueba una serie de conocimientos y experiencia (donde también el factor suerte cuenta y pesa) con un apreciado compañero, igual de competente?

Se sabe del instructor que intenta sembrar rencores inconciliables entre los niños y jóvenes pertenecientes a los distintos clubes, provincias ó ligas pretendiendo propagar animosidades dentro de los niños y los jóvenes. La sabiduría centinela innata que otorga únicamente la niñez, rechaza esta estratagema.

El juego ciencia tiene un rasgo de lucha por la victoria, una satisfacción para el amor propio, pero no lo es todo, esencialmente el ajedrez introyecta en los niños y amplía numerosas cualidades: Los niños se responsabilizan de sus actos, del desarrollo particular de su pensamiento, gozan de una mayor seguridad en su imaginación, en su creatividad y en la originalidad de su pensamiento. La derrota dentro del juego ciencia no admite dentro de los amigos ajedrecistas el desprecio o el menoscabo del otro, porque distinguen, por haberlo vivido los espejismos, que ocurren en los arenales del tablero.

Medítese, sí las irreflexivas exigencias de algunos adultos, van en perjuicio de la naturaleza de los infantes, transfigurando el valor de confraternización que brinda el ajedrez y su mérito social, que es la convivencia, la cordialidad, la tolerancia, la entereza, la armonía, la rectitud, la gallardía, la cortesía, la rectitud y el respeto a la diversidad.

lunes, 3 de marzo de 2008

Quienes jugaron ajedrez... Jaime Sabines.


Sabines nació en Cintalapa, Chiapas de Figueroa. Es compositor y cantante y uno de los poetas más leídos y que más vende libros en México. Ha sido Premio Villaurrutia en 1973 y Premio Nacional de Literatura en 1983.

En su juventud estudio medicina, de la cual recuerda: ­Yo, no me sentía bien en la Escuela de Medicina, que se convirtió en un trauma que duró tres años y medio. Ahora siento que me lastimó tanto la medicina. Pero los tres años en medicina me hicieron verdaderamente poeta. Cuando me sentí obligado a verme a mí mismo, a hablar de mí mismo, de mi gran soledad, de mis angustias, mis dolores, mis esperanzas, mis sueños, cuando sentí el contraste con la ciudad que me apachurraba todos los días en la escuela, o el aire de México que no me gustaba, y eso que en esa época era limpio, no esta porquería que ahora respiramos.

Nos dice que cuando abandono sus estudios de medicina, entro a la facultad de filosofía y letras, conoció a Julio Torri, José Gaos, Ricardo Guerra, Rosario Castellanos, Fernando Salmerón, Héctor Azar, Emilio Carballido, Sergio Magaña Dolores Castro y Luisa Josefina Hernández y al l nicaragüense Ernesto Cardenal, en su paso por México. También fui dependiente de una tienda de ropa, de mi hermano. -Donde escribió varios de sus hoy famosos libros.

Conoció a Pellicer, el poeta tabasqueño y nos cuenta una anécdota que habla del carácter de Sabines. “El maestro Carlos Pellicer, leyó unos poemas míos en la revista Metáfora y le interesaron. Un día me llamó y me preguntó si tenía poemas escritos y si pensaba publicarlos. Le contesté que estaba escribiendo, y me dijo: ''Si algún día publicas un libro, acude a mí que yo te voy a hacer el prólogo". Para mi gusto, los mejores en esa época eran José Gorostiza y Pellicer. Hubiese sido un empujón terrible que éste me hiciera el prólogo de Horal. Terminé mi libro y pensé: ''Con Pellicer nada de nada, o vales tú por ti mismo o ¿qué?, ¿vas a llevar muletas para tu primer libro? No señor. Acabé el poemario, fui con el maestro y le dije que no aceptaba su prólogo, pero le agradecí su apoyo. Lo escribí a los 23 años, en el primer año de filosofía


Sobre su libro Tarumba nos cuenta que nació en esa tienda de telas. Nos relata: Me llama la atención que es el libro con el que más se identifican los jóvenes. Me extraña ese fenómeno. Cuando estuve en Cuba, en 1965 —fui jurado del Premio Casa de las Américas—, a todos los jóvenes les llamaba la atención Tarumba. También estuve en las playas de Tonalá, Chiapas, den de asistían muchos jipis, y encontré que a estos muchachos también les gustaba Tarumba. ¿Por qué ocurrirá esto? ¿Cómo es posible que estos muchachos que crecen en la revolución cubana y estos otros que crecen en la libertad del hipismo se identifiquen con Tarumba? Así era y sigue siendo todo. Tarumba es una protesta contra la vida que lleva
uno. Es la rebeldía.

Sobre su poesía, Marco Antonio Campos dice: Uno de los poetas mexicanos que más se acerca a la afirmación de que un escritor sólo escribe en su vida un libro, creó un estilo y un tono; ese algo que hace de inmediato relacionar cuando otro escribe como él.

Monsivais asegura: El poder de convocatoria de Sabines radica, según creo, en la capacidad de animar el placer de la metáfora, recurriendo a elementos cotidianos. Ese don formidable de convertir en expresión sabiniana lo que antes de él pudo ser de cualquiera de nosotros. En las ocasiones en que he visto en acción al público de Sabines, esos amorosos que no se avergüenzan de toda conformación, he percibido o creído percibir que para buena parte de ellos Recuento de poemas o Nuevo recuento de poemas le significaron el ingreso a un mundo de estímulos inesperados, ligados a la música de la palabra, a la emoción largamente vivida de una metáfora, a la posibilidad de asomarse a una sensibilidad que desconocían en ellos mismos, y comparten su pasión inaugural con los habituales de la poesía, los enterados. Una gran poesía se construye con espontaneidad arduamente trabajada, sencillez de la complejidad, con desdén ante la tiranía del buen gusto o ante las consecuencias del exceso y la provocación.

José Emilio Pacheco, en un texto, lo pinta de cuerpo entero: ''Jaime Sabines aparece bajo este criterio como uno de los escasos poetas mexicanos que verdaderamente ha hecho obra: un impresionante Recuento y, digamos, cinco poemas (no necesariamente los mismos para cada lector) que están entre los grandes de su lengua y de su siglo. No puede pedirse más ni puede aspirarse a más por inmensas que sean las ambiciones. Sabines se equivoca como todos, pero acierta como pocos. Tiene derecho a que lo juzguemos y recordemos por sus mejores, abundantes momentos. Sin esos textos que se disparan en todas direcciones sin llegar nunca a organizarse, Sabines no sería Sabines, no nos hubiera dado aquellas otras páginas que permanecen en nuestra memoria y nos acompañarán mientras estemos vivos".

Elías Nandino opina de Sabines: ''Jaime Sabines no se anda con ambages ni con poses para realizar sus poemas. Al pan lo consagra pan y al vino, vino. Odia lo burgués y lo estacionario y dispone de las palabras que puedan expresar su rabia, su violencia, su mal humor o descubrir su universo de amor o denunciar lo que le choca o le da náusea. Uno se pregunta: ¿cómo hace este poeta para darle dignidad a la palabra de la calle, a la común y corriente, a la que nace en la entrada de las cantinas o en la neblina de humo de cigarro que satura la penumbra de las casas de cita?.

Rosario Castellanos, escribía: ''Los lectores de Jaime hace tiempo que estamos en Yuria, detenidos ante este poderoso monumento en que un hombre graba su protesta, su esperanza y su desesperanza, su sabiduría y sus oscuridades, aguardando a que venga el otro y lo descifre y lo comparta. Porque ante estos signos se puede asentir o disentir apasionadamente pero no alzarse de hombros con indiferencia, no pasar de largo como la virtud de arrastrarnos hasta su órbita, de colocarnos en su terreno y ya allí dejarnos en libertad para estar racionalmente de acuerdo con sus poemas. Porque emotivamente sí hemos sido enajenados".

Cuenta Efraín Huerta una anécdota: de las pocas veces que Sabines se permitió leer en público el poema a su padre. Dice Huerta: ''Una media tarde, en algún anfiteatro de CU, Jaime dio un recital, y la presentación la hizo Chayito Castellanos. Cuando concluyó la lectura, un caballero le pidió al poeta que leyera algo menos amargo que lo que había leído, por ejemplo el poema del mayor Sabines. ¿Ah, sí? Y Jaime leyó como sólo él, Algo sobre la muerte del mayor Sabines, y el caballero que había solicitado el poema se fue haciendo chiquito hasta desaparecer hecho un mar de lágrimas. Total, que cuando terminó, Chayito se adelantó a la salida, nos encontramos y solamente me dijo: 'Es el mero mero'.

Joaquín Díez Canedo el famoso editor menciono sobre el poema del mayor Sabines: que no ha habido otro similar desde poema de Manrique a la muerte de su padre.
Ha propósito, nos dice Sabines: yo quería que Canedo hiciera una edición barata y que se conociera por todos lados, y él se encaprichó en que no Uno escribe para los demás, no para tener el librito guardado.

Sabines nos confiesa: Nunca he vuelto sobre mis pasos en la poesía. Corrijo sólo en el momento de escribir. Si revisan mis libretas las encontrarán casi limpias: con una raya los poemas que rechazaba, y de vez en cuando cambiaba una palabra. Por lo general siempre corrijo en el momento de escribir, siempre he tenido la idea de que la poesía es fruto de un instante, y de que somos como el río de Heráclito: si yo, hoy, corrijo lo que hice ayer, estoy adulterándome, me estoy falseando. El Jaime Sabines de ayer fue muy diferente al Jaime Sabines de este instante, como éste de hoy va a ser diferente al de mañana. Por eso no creo en la corrección, pues la veo como una falsificación. La poesía comunica emociones antes que nada, y esa emoción de hoy no es la misma que la de mañana. Con algún otro sentido, con alguna otra
nariz, la vamos a oler diferente...

Sobre su paso breve en la política con ironía nos dice: Estoy metido en política. “Estoy metido en política otra vez. Sé que no sirvo para nada, pero me utilizan y me exhiben “Poeta, de la familia mariposa-circense, atravesado por un alfiler, vitrina 5”. (Voy, con ustedes, a verme)”
Ríe cuando nos comunica: Me gusta la palabra viejo, entré a la vejez oficialmente; un día antes me sentía bien, lleno de vida, gozoso, prometedor, incauto. Me gusta la palabra viejo, pero odio la palabra senecto.

Se le explica al poeta Jaime Sabines, el más entrañable de los poetas. al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente. A continuación la transcripción de las palabras así como de sus respuestas.

Poesía.

Un acto gratuito, un misterio tremendo al que hemos buscado durante años en nuestra juventud, en ese encuentro tremendo de las palabras con el misterio de la vida. La poesía es un suceso, un acontecimiento, una ocurrencia de todos los días.

Poema.

El poema sale como el fruto; el durazno da durazno, el peral da peras, así de esta manera gratuita, de un don, de un milagro fluye la magia del poema.

¿Poeta por vocación?

No. Fue por destino, porque la poesía es como una maldición o como una bendición; que nos salva del diario morir. La poesía se escribe para los demás,y si alguien me dice que gusta de lo que escribo, uno encuentra la satisfacción de descubrir que la poesía se realiza, que hay alguien a quien le sirvió para vencer un momento de soledad, o una angustia o un pesar por los contagios de los pesares del poeta, por sentir alivio de que el sufrimiento no es nada mas de uno,en fin, esa es la alegría de la poesía.

¿Qué es la literatura?

­Nada. Puede ser un oficio, pero también una desocupación. La poesía es otra cosa: es un destino. Es algo que se hace fundamentalmente con palabras, con emociones, con sentimientos.

Libro.

Es como el poema es un medio de comunicación, un medio de entendimiento humano, un puente que tendemos entre una personalidad y otra, entre una isla y otra.

Ajedrez.
.
Muchas veces he pensado que es jugar contra el destino. Todos los juegos, incluidos los de azar, son un enfrentamiento con el destino. Pero el ajedrez es enorme, profundamente bello. Ha sido definido como un deporte, como una ciencia y como arte. A mí me atrae el arte que hay en el ajedrez: la sorpresa artística, la belleza interna del juego, las múltiples posiciones bellas que se suceden en una partida. Por supuesto, los que no saben jugar ajedrez piensan que es un entretenimiento más, como una tarea que hay que resolver.

Tablero.

Suelo llevarme uno portátil a la cama por las noches y resolver una partida en lo que concilio el sueño. Como saben los ajedrecistas, la única forma de dormir es matar al rey.

Alekhinne.

Mi favorito es Alekhine. Capablanca era apolíneo: recto, firme, de una sencillez profunda. Alekhine era la guerra, el tigre, jugaba contra el hombre. El ajedrez actual es muy distinto al que jugaron Capablanca o Alekhine. Ahora juegan como las computadoras, son fríos. Nunca me ha emocionado una partida de Karpov. En cambio, en una de Alekhine encuentro tres sacrificios.


Simultaneas.­

Me asombran los que juegan simultáneas a ciegas ­. Treinta y cinco, cuarenta tableros al tiempo. ¡Qué tremenda memoria!.

Fischer.

Fue el último que combinaba el genio del ajedrez romántico con la técnica de los jugadores actuales.

Ajedrez rápido.

No me gusta, no te enseña nada.

Euwe.

Un mediocre quien derroto Alekhine, por las tremendas borracheras de este.

Las viudas del ajedrez.

El ajedrez es totalmente absorbente. Durante algún tiempo fui un apasionado. Cuando estaba en la tienda, mi hermano Juan me mandaba unos problemitas que sacaba quién sabe de qué revistas y me pasaba días en resolver algunos; me producía una gran felicidad encontrar la solución. ¡Me llevaba el ajedrez a la cama! Hasta que mi mujer protestaba.

Tiempo.

­Con el ajedrez he adquirido una nueva noción del tiempo. No me refiero sólo al tiempo del reloj, no sólo al que se pasa jugando. Me refiero al orden de las jugadas en el ajedrez: si uno realiza una brillante jugada pero un momento antes o después, no funciona; las jugadas intermedias, sin las cuales una combinación no puede realizarse, significan saber "perder los tiempos" El ajedrez nos da una noticia del tiempo, pero en la eternidad; una noticia acerca del tiempo y de la perpetuidad.

GMs.

La libertad se adquiere, paradójicamente, con el mayor rigor y la mayor disciplina El poeta tiene que darse totalmente en cuerpo y alma. Hay que tener el oído bien despierto, alerta los ojos y toda la piel al descubierto, Como el nadador que quiere llegar a nadar bien y tiene que meterse al agua todos los días- Sólo a través de muchos años se van obteniendo resultados, únicamente cuando se ha hecho una buena siembra se van cosechando productos consistentes.

­Perder.

El ajedrez es un juego noble. No se trata sólo de ganar. Para eso, juega uno con un villamelón, y con esas victorias uno baja de nivel. Es mucho mejor jugar con alguien tanto o mejor que uno mismo para aprender: ésa es la alegría, ése es el gusto del ajedrez. Prefiero perder una partida con alguien que me enseñe.

Apoyos.­

Las condiciones para jugar al ajedrez en México no son propicias. A diferencia de los corredores o los futbolistas, por ejemplo, los jugadores de ajedrez no tienen apoyos.

¿El ajedrecista se hace solo?

Te tienes que meter al agua y nadar todos los días para aprender a ser buen atleta, se aprende leyendo a mucha gente, escuchando a otra e, investigando algunas cosas.


Drogas.

...Me habló de la mariguana, de la heroína, de los hongos, de la llaguasa. Por medio de las drogas llegaba a Dios, Se hacía perfecto, desaparecía. Pero yo prefiero mis viejos alucinantes: la soledad, el amor, la muerte.

Autores.

Aldoux Huxley y James Joyce, me “golpearon como si voltearan un calcetín fuerono un resplandor de vida, de generosidad de la vida.

Soledad.

Vivimos una gran soledad, y la poesía como un gesto amoroso, es un puente que tendemos entre una isla y otra isla. La isla de Sara, la isla de Jaime; un puente entre nuestras propias vidas. La poesía no es más que un puente que tendemos entre una soledad y otra.
.
El hecho de escribir es ya el hecho de romper esa soledad; ese instante en que usted escribe es un instante de comunión con las personas y con la vida. Hasta con los muebles y las cosas. Escribir es el verdadero sentido de la vida. En lo personal, para los poetas es una especie de catarsis. Recuerdo que cuando la muerte de mi padre, escribí todos esos poemas, noche tras noche a medida que iba transcurriendo la enfermedad y, más tarde, cuando su muerte, el entierro, el luto.
.
Después de escribir en 1961 Algo sobre la Muerte del Mayor Sabines, guardé silencio durante tres años, porque ya estaba harto de hablar de la muerte, pero no podía quitármela de la cabeza. Al fin, el tema de la muerte me vence de nuevo y me doy cuenta de que no podía salir de aquello mientras no lo enfrentara decididamente. Así, resolví escribir la segunda parte del poema de El Mayor Sabines en 1964, más o menos. Escribir me ayudó a salir de mi soledad. Muchas veces, cuando uno se está muriendo o se muere un ser querido, escribir es todo lo que importa.

Papeleta.

Cuando llego a releer, me doy cuenta de que no sé quien lo hizo.

La partida.

El poeta es el escribano a sueldo de la vida, el poema nace, pero además se hace, por eso el poeta tiene que hacerse, conocer el instrumento de su trabajo: el idioma. Y además tiene que aplicarlo.

Felicidad.­

No creo en la felicidad, pienso que es una mala receta de nuestra época. Prefiero recomendar, vivir intensamente, felicidad es una palabra tonta. La vida se compone de veinte mil momentos de felicidad y de veinte mil momentos malos y desastrosos durante el mismo día.
Neruda.Ahora que lo pienso, a la obra de Neruda le sobra 50 por ciento de poesía.

Tarumba.

Es un canto a la supervivencia más que a la vida. Tarumba fue escrito en las condiciones más adversas para un poeta.

Casanova.

Es lo que he sido yo, que he pretendido el amor, por eso digo en los amorosos, que van entregándose, dándose a cada rato'. El amor es lo último, lo eterno, lo permanente. Pero al mismo tiempo, como también expreso en ese poema, 'los amorosos se ríen de los que creen en el amor como una lámpara de inagotable aceite. Casanova pretende de verdad enamorar y ser enamorado.

Horal.

Es mi primer libro, lo escribí en 1949. Fue cuando le conté que sentí, que ya tenía una voz propia, porque ya había escrito cientos de páginas que se fueron a la basura, pues afortunadamente siempre tuve un sentido bastante crítico y muy exigente. Cuando empecé a escribir " Horal" , me di cuenta que por ahí podía venir mi primer libro Cuando me acuerdo de la época en que lo escribí, lo siento como un retrato de la vida cotidiana.

Dialéctica.

Uno es distinto de hoy a mañana; cada día se es una persona distinta. Y porque la poesía toma precisamente un instante de vida, entonces al otro día, ya no tienes derecho a meterte con él.

La muerte.

Yo, yo, yo, yo, el más amado, el elegido de mi corazón, el solitario, el fuerte porque he representado fielmente el papel del hombre y he ascendido la cuenta biológica desde la dulce infancia irrepetible hasta el cañón del eco de la vejez, donde ya empiezo a gritar mi nombre. Tendré que dejar, con dolor, con dolor, dejar el mundo, Dejar el mundo. Ah, dejar, dejar, dejar el mundo.

Padre.­

Mi padre me enseñó el ajedrez cuando yo era muchachito, de siete u ocho años. Él era un aficionado; primero me daba torre de ventaja, después caballo o alfil. Luego ya jugamos al parejo, cuando tenía 11 o 12 años, y le ganaba al viejo, y me hacía trampas Era jalisquito: me mandaba traer cualquier cosa y movía las piezas. Amigo de mi vida todo el tiempo, protector de mi miedo, brazo mío, palabra clara, corazón resuelto.

Aprendiz de brujo.

Me gusta no el teorema rígido del ajedrez, sino la invitación a la aventura, prefiero a los jugadores que buscan la magia. Como Carlos Torre contra Emmanuel Lasker, partida jugada en Moscú, en 1925. Carlos Torre movió 24. C3R, a lo que Lasker contestó DOCK. Y entonces, el gran maestro yucateco hizo una tremenda demostración: 25. A6A!! DxD, 26. TxP+ R1T, 27. TxP+ R1C, 28. T7C+ R1T, 29. TxA+ R1C, 30. T7C+ R1T, 31. T5C+ R2T, 32. TxD R3C, 33. T3T RxA, 34. TxP+ R4C, 35. T3T y Lasker hizo bien en rendirse.

La Luna.

A Luna se puede tomar a cucharadas ò como una capsula cada dos horas. Es buena como hipnótico y sedante Y también alivia A los que se han intoxicado de filosofía. Un pedazo de luna en el bolsillo Es mejor amuleto que la pata de conejo: Sirve para encontrar a quien se ama, Para ser rico sin que lo sepa nadie Y para alejar a los médicos y las clínicas. Se puede dar de postre a los niños Cuando no se han dormido, Y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos Ayudan a bien morir. Pon una hoja tierna de la luna Debajo de tu almohada Y miraras lo que quieras ver. Lleva siempre un frasquito del aire de la luna Para cuando te ahogues, Y dale la llave de la luna A los presos y a los desencantados. Para los condenados a muerte Y para los condenados a vida No hay mejor estimulante que la luna. En dosis precisas y controladas.

Idea y recopilación

Dr. Gabriel Capó Vidal.

Video:

http://search.yahoo.com/search?p=sabines+literatura&ei=UTF-8&y=Search&rd=r1&meta=vc%3Dmx&fr=yfp-t-501&fp_ip=MX&xargs=0&pstart=1&b=11



Poemas.

http://www.poesia-inter.net/indexjs.htm

¿Quien recuerda al niño que fue?... Juego, imaginación, creatividad.


Dr. Gabriel Capó Vidal.


La psicología nos descubre que desde temprana edad los bebes utilizan los objetos de su entorno, de su alrededor, tales como: cobijas, objetos blandos, chupones, juguetes, su pulgar, sus pies, etc. para libertar tensiones, que se producen, las más de las veces la ausencia temporal de la madre, proveedora de necesidades afectivas: como la alimentación, las tiernas caricias, su voz y en general sus cuidados. El ensueño es el mediador entre el naciente yo y la realidad siempre frustrante.

El niño en edad preescolar entra en un mundo de invención, en el que los deseos irrealizables encuentran satisfacción dentro del juego. La imaginación establece un proceso único, humano, psicológico y culturalmente valioso. Los juegos son inmemorables. Diferentes culturas y clases sociales favorecen distintos clases de juegos.

En juego es una alianza extraordinaria de pensamientos, que pretenden formar una realidad exclusiva, particular, diferente, personal. Los juegos fomentan el adelanto físico, el mental y el social. Los juegos también ayudan a los niños a expresarse y plantearse sus sentimientos. También ayudan a desarrollar su expresión creativa. Sin duda una carencia importante de amor y de juego en la infancia ocasionará un desarrollo imperfecto e incompleto de la personalidad, repercutiendo en varios aspectos; el intelectual, el social, el psicológico, etc.

El juego es una actividad instintiva, natural, de recreo, de diversión. Brota de forma espontánea, libremente, convirtiéndose en un entretenimiento que indaga. La creatividad también fomenta el incremento mental de los niños, porque proporciona el probar con nuevas ideas, con nuevas formas de pensar y de solucionar los problemas, las contrariedades. El juego descubre al niño y corrobora su imaginación.

Los niños preescolares están en contacto con los lápices, los crayones, dibujan, pintan, cantan, escuchan la música, juegan con el barro, el papel, la madera, el agua, las telas, diferentes materiales. Discurren dentro de los juegos que involucren el desempeño y el avance de las funciones cerebrales. En fin, el adentrarse y convivir con estos elementos es benéfico, para imaginar y engendrar ideas. Los procesos creativos animan a los niños a efectuar sus propias decisiones. Descubren a través del juego su independencia y el dominio de resueltos pasos hacia la madurez y al equilibrio. Los capacita a comprobar y a no aceptar, por aceptar cualquier cosa que se les dicte.

Las mejores formas para llevar el ajedrez a los niños y jóvenes en favor de su formación, de sus posibilidades son: entender al juego como una actividad recreativa, que obedece a un impulso lúdico, nacido en lo más profundo de nuestro ser. Un niño es juego, es imaginación y es creatividad. Desconfié: de los entrenadores “sangre, sudor y lagrimas”, que únicamente exigen horas de transpiración, memorización y llanto. En este sentido es de importancia la humanidad, la noción y la experiencia del profesor imbuido en conocimientos pedagógicos, de un ser que se deleite, se recree enseñando el propio juego que durante su niñez se sembró en su espíritu, ayudado de las técnicas y de los materiales antiguos y modernos, en un espacio lúdico para el desarrollo de una actividad divertida como es el ajedrez.

Un niño observa una partida de ajedrez y alguien se preocupa de comunicarle su experiencia, que supone debe favorecer su “desarrollo” y le menciona; que esa, es la apertura española o fulana, y que el siguiente movimiento es Cc5, Este compendio de teoría pretende que el niño juzgue y piense como él. En vez de permitir la fantasía de la imagen que provoca el ajedrez en el niño. La capacidad de conciencia significa la capacidad de ver de modo propio y no como se quiere o se nos enseña a mirar las cosas, algunas personas, las pocas pueden preservar el oír y ver como antes, como en la niñez, usando la imaginación; la capacidad de percibir de manera propia.

Quien esté capacitado, quien pueda debe estimular, sin manipular este percibir, este inventar, este imaginar del niño y alentar su independencia de criterio, dando la oportunidad a sus alumnos de proteger y defender la opción que de forma libre, imaginativa, apta, genial, y oportuna escogieron. El ajedrez es un juego donde prepondera el juego, la imaginación, por lo tanto es culturalmente fructífero.

El adiestramiento es un proceso pedagógico.






"El camino hacia la educación requiere de buenos profesores, maestros de ajedrez que a la vez sean genios de la enseñanza. Que introduzcan a sus alumnos de forma correcta con conferencias, con buenos libros, jugando con sus alumnos, asistiendo a sus encuentros deportivos, haciendo comentarios y anotaciones de sus puntos buenos y malos de las partidas, facilitando el pensamiento de sus alumnos, sin violentarlo. El mundo del ajedrez tiene la tarea de crear tales profesores. "
-Emmanuel Lasker-


Instituir el adelanto, sin disciplinas crueles y negreras.


El juego es una característica del hombre y de algunos animales. A través de él, se ha cristalizado la cultura humana. El juego es gozoso, sirve de descanso, el juego es una herramienta eficaz para la educación de los jóvenes.

El entrenamiento ajedrecístico, es un proceso pedagógico para el logro de un mejor rendimiento. Únicamente la preparación grata, coordinada con un instructor calificado en todos los aspectos, facilita el lograr un alto rendimiento. Es deseable que esta relación educativa, trascendental y eminentemente humanitaria Maestro-Discípulo inicie en un contexto por ambas partes de;: aprobación, cordialidad, sinceridad, confianza, simpatía y amistad y juego.

El entrenador debe descubrir las cualidades de su alumno, en su forma intuitiva de jugar, después proporcionarle los métodos claros, didácticos para afinarla y engrandecerla. Si, a un niño le llama el ajedrez, el entrenador tiene que respetar su carácter, su gusto, su estilo de jugar. De esto se desprenderá una tarea fructífera o condenada al fracaso. Si, poseemos un gusto por la música, no podremos tocar por imposición el violín; si lo que nos atrae es el sonido del piano.

La elección de un repertorio de aperturas es determinada por la intuición y la facultad inherente del niño de entenderlas. Que el niño o el joven juegue de acuerdo a su inclinación. El talento es individual: puede precisarse como la capacidad para acrecentar por medio del estudio una disposición la mayor de las veces innata, como pueden ser: Las matemáticas, la filosofía, las artes, la comunicación, etc. y estas facultades requieren de una instrucción especifica.

Sucintamente, en el caso del ajedrecista la preparación contribuirá a que el niñoo perciba: los esquemas básicos, la teoría de aperturas afines a su naturaleza, las ideas estratégicas de los sistemas por él adoptados, los planes, la estrategia, la táctica, los finales, etc.

En el ajedrez, se pueden alcanzar eficaces conductas de trabajo e instruirse del ensayo-error en el ámbito fascinante del juego. El análisis por parte de los juveniles con la guía adecuada, es un método fundamental de perfeccionamiento y del avance permanente. Admitir y esclarecer las equivocaciones es el cimiento de un incesante aprendizaje. Mientras más crece el grado de conocimientos de los infantes que participan año con año en las competiciones nacionales y mayor su experiencia, más considerable será la jerarquía de sus evaluaciones.

El entrenador precisa de reconocer la libertad del niño y su capacidad creativa, de aprobar su espontaneidad y su libre expresión en el proceso de aprendizaje, de respetar sus capacidades para que use su raciocinio y de afirmar su autoestima.

Con un afable mentor, con el estudio, con el ambiente adecuado, y con la comprensión de su propia forma de juego, los niños y jóvenes podrán erigir su progreso, sin disciplinas crueles y negreras.

El entrenador comprometido, con la disposición de oír y de aprender de su alumno significara un valioso aporte a la vida de este, El instructor asume la función y el compromiso humanitario de influenciar positivamente al otro por medio de la palabra, de la enseñanza. Al través del aprendizaje del ajedrez los niños descubren sus habilidades intelectuales, e incrementan su creatividad, aceleran el crecimiento de su coeficiente intelectual, no importando su sexo y nivel social, y trasladan el pensamiento ajedrecístico hacia otras áreas de estudio. Así el maestro-entrenador transciende y se válida en nuestra sociedad al dar cabal cumplimiento a su vocación.

Asi lo entiende Lasker: "El entrenador debe ser quien instruya a sus pupilos para que puedan pensar, y ejercer una critica justa, No debe enseñar simples formulas, ni generalidades, sino principios duraderos que crezcan y florezcan, que estén vivos. El alumno debe estar preparado para poner a prueba sus conceptos y evaluaciones una y otra vez".


Dr. Gabriel Capó Vidal.

"Si quiere destruir a un hombre, enséñele a jugar al ajedrez.-Oscar Wilde-



El ajedrez: ese trazo de equilibrio.

Un buen ambiente educativo alrededor de los juegos tiene un efecto positivo en el aprendizaje.


Los padres sabemos o quienes inician en la enseñanza del ajedrez a sus hijos deben razonar que si, el ajedrez se instruye a los niños con el solo propósito de competir, dejaremos atrás y habremos perdido la oportunidad para desarrollar de una forma excelente sus facultades intelectuales y su formación.

¿Que valores nos descubre la pedagogía del ajedrez? En primer término los niños se responsabilizan de sus actos. Un tablero y unas piezas, además de unas reglas desde el inicio de la partida están a su íntegro cuidado. Serán responsables de las figuras según las normas. Ese es el juego.

El ajedrez es una recreación de caballeros y los niños aprenden cánones que rigen el juego y que dan pie; a la gallardía, a la cortesía, al respeto, a la justicia, a la rectitud, a la armonía, la paciencia y a la cordialidad al crear una conciencia sobre la consecuencia de sus actos dentro del tablero que sabiamente los padres debemos extrapolar a los actos cotidianos en la vida sociocultural de nuestros hijos.

Los padres somos testigos de la aceptación por parte de nuestros retoños de estos valores propios del juego ciencia. Hablamos de cortesía cuando miramos que antes de una partida nuestros vástagos se dan la mano en señal de amistad, lo mismo sucede al terminar esta, El perdedor aprieta la mano de su contrincante y el victorioso evita el festejo inconveniente. Nombramos armonía y cordialidad por que ambos revisan la partida, consiguiendo dos beneficios uno el de la caballerosidad para nuestro semejante, el otro el conocimiento que deja la revisión de la papeleta, que deja la investigación de errores y aciertos de la recién experiencia intelectual.

La derrota no empequeñece las cualidades de un ser humano. Los niños y jóvenes aprenden a lo largo de numerosos partidas a perder y a ganar. Quien pierde se enseña a persistir, a perseverar, ha introyectado el ajedrez en su ánimo: voluntad, disciplina, y perseverancia.

Quien gana asume su éxito desde la perspectiva que una serie de factores que facilitaron su éxito y lo acepta con gusto, sin hipocresías, pero sin petulancia. El ajedrez forma a las personas.

El acatamiento y el respeto de las normas son imprescindibles en la convivencia de los niños, en un reducido espacio llamado tablero. Los infantes esperan un tiempo para ejecutar su movimiento, ejercitan la paciencia y la tolerancia, sin hacer ruido para no desconcentrar a su compañero mientras este medita. Las reglas del juego hemos dicho enseñan a nuestros hijos a responsabilizarse de sus actos: “Pieza tocada, pieza jugada” (piensa antes de actuar es el mensaje) el quebranto a esta regla prueba la rectitud del infractor.

La estimación por si mismo el ajedrez la fortifica, el ajedrez de forma creciente, logra progresos libertarios del propio desafecto. Avances que guían a la solución de problemas y a pensar con mayor soltura, con mayor destreza. Un círculo de retroalimentación que respalda la autoestima y la mayor seguridad en las decisiones.

Los niños y jóvenes estudiantes que ejercitan en el ajedrez adquieren el buen hábito de examinar varias alternativas a gran diversidad y complejidad de problemas por solucionar y que dan como resultado una mayor confianza en su imaginación, en su creatividad y en la
originalidad de su pensamiento.

La habilidad en el ajedrez es el resultado de un buen número de aptitudes que trabajan juntas. El ajedrez utiliza todas las facultades de un individuo y brinda la satisfacción a los niños el estar con ellos mismos en el acto apartado e incomparable de pensar.El ajedrez es un adiestramiento de la memoria cuyos efectos son transferibles a otros campos.El ajedrez no depende como en el alpinismo del mejor equipo o del mejor coche como en el automovilismo, sus resultados descansan únicamente en los logros intelectuales.

Finalmente la buena utilización del tiempo libre de nuestros hijos y el nuestro en un juego como lo es el ajedrez propicia la mejor de las relaciones entre los padres e hijos, los vínculos de amor y de aceptación con nuestros vástagos se engrandecen.Referente a la frase de Oscar Wilde que da titulo a esta nota "Enseñar a un hombre ajedrez es destruirle "nos parece ajustable en los casos de quienes tropiezan en ese trazo de equilibrio que es el ajedrez cayendo en el pasatiempo, en el desequilibrio de las actividades que conforman la vida madura de un hombre, para subsistir de las trampas, de los arreglos, de las “chapuzas”, de los juegos de azar, de las apuestas, para vegetar en el ocio y en el malogro.

Dr. Gabriel Capó Vidal.

domingo, 2 de marzo de 2008

El porvenir de una ilusión*.






Sobre el tablero varias piezas de ajedrez.

Uno de los peones exclama: ¡Saben estoy cansado de tantas peleas, de tanto sobresalto! Pasan los años y es lo mismo: el salvaguardar a nuestro soberano de los ataques, de la eterna rivalidad del Rey blanco, de su encono. ¡Estoy molesto y rabio por esta solidaridad con un monarca narcisista!. ¡Ya no veo en mi amo, a mi ideal, ya no más!. Después de tantas luchas comienzo a pensar tan solo en mi mismo.

Un segundo peón expresa: Somos imprescindibles, en las batallas, somos el alma del ajedrez, unidos procuramos a los participes la satisfacción de un arte que por otro lado permanece inasequible a las masas, hablo de la cultura. El arte elude la frustración del mundo exterior y nos brinda satisfacción en la creación, en la encarnación de fantasías, en la solución de problemas, en el descubrimiento de la verdad.

-¡Pamplinas! -vociferó un tercer Peón- soy hostil a la cultura. No tengo miedo a ninguno de mis rivales, ¡Ah, de aquel que se atraviese en mi camino! Me place complacer mis instintos, mi canibalismo: ¡Peón por Peón!. No quiero limitaciones, ni privaciones, soy adverso a la civilización, el precio que se paga por el progreso de la cultura; es la infelicidad.

En el escenario de la batalla el Caballo se encuentra exangüe. El alfil que aun resistía en el tablero intervino:

- Las Moiras son las dueñas y señoras de la naturaleza, sus designios son impenetrables, ellas marcan a cada quien su destino, el de los mortales y el de los dioses y el de la mismísima Caissa. Cloto, la Hilandera hila, el hilo de la vida. Láquesis la Distribuidora de Suerte, decide su duración y asigna a cada quien su destino y Atropo la Inexorable, lleva las temibles tijeras que cortan el hilo de la vida en el momento apropiado.

-¡La ignorancia es la ignorancia! –Discrepo el Peón Negro Torre de Rey que persistía estoico- ¡No es posible derivar de ella un derecho a creer en algo! Las doctrinas religiosas no son sino ilusiones, habituarse a temprana edad a aceptar sin crítica los absurdos, una niñez tutelada por la restricción intelectual. Desistamos de humanizar a la naturaleza, de imputarle omnipotencia paternal en un intento por hacer tolerable nuestra indefensión.

Debemos reconocer nuestra impotencia e infinita pequeñez, no considerarnos el centro de la creación. Vencer el infantilismo, superarlo, salir a la vida. Fiarnos de la primacía del intelecto, confiar en muestras propias fuerzas nos enseña cuando menos a emplearlas con acierto. La mudanza de opinión es evolución y progreso; nada logra resistir a la razón y la experiencia.

Minutos después sobre el tablero se desplomo el rey níveo.

Idea y recopilación.

Dr. Gabriel Capó Vidal.









*Sobre las ideas de Sigmund Freud.