miércoles, 9 de abril de 2008

Quienes jugaron ajedrez... Rodrigo López de Segura






Que siempre el jugador procure de traer a su enemigo lo más fatigado y afligido que ser pueda. Porque trayendolo asi apretado, le cansara la fuerza de la imaginación y le hara cometer errores.

Ruy López Segura es un consumado y afamado ajedrecista, que disfruta los gambitos, los contragambitos y las celadas. Se comenta que los años de Ruy López de Segura, son los del predominio del ajedrez español en Europa. Ha escrito un tratado: el Libro de la invención liberal y arte del juego del Axedrez y tambien otro sobre gramatica latina. Ha sido clérigo de la parroquia de la Candelaria en Zafra. Sus padres han sido mercaderes con casa y escudo, su padre Hernando López de Segura y su madre María López originarios de Zafra, España. Donde él ha nacido.

Yo y mi hermano Alonso desde niños deseábamos ser sacerdotes. El se quedo al terminar como clérigo en Zafra en cambio yo tenia inquietudes diversas entre ellas: la numismática y siempre me gusto la gramática. Se considera al Obispo de Zamora como Campeón del mundo de ajedrez Ruy López nos refiere que el libro que influyo en su ajedrez, fue el libro escrito por Damiano.

Hoy es confesor, mensajero diplomático y consejero de su majestad Felipe Segundo. Publique en Lisboa mi "Latinea Grammaticae Instituciones" y al referirnos a Francisco Sánchez de las Brozas sonríe y nos cuenta que Sanchez, como él; es un erudito en gramática. Solo que nuestros planteamientos gramaticales son distintos.
Sobre todo las cosas le encanta Italia por dos razones: la primera, porque Roma es un centro de ajedrez europeo y porque en esta cosmopolita ciudad he derrotado a los mejores ajedrecistas de Italia.

Ha iniciado el ocaso, el sol se hunde en el horizonte y su eminencia relata una anecdota,
a la vez que sus dedos juegan con la torrre que pende de su collar de oro, regalo de su soberano como muestra de amistad: En mi carácter de confesor fui a visitar a un preso por orden del rey Felipe. El reo en cuestión debía ser ajusticiado a las tres de la tarde y este era mi intimo amigo y muy buen ajedrecista el Duque de Medina Sidonia. Al vernos nos abrazamos y charlamos de varios asuntos y al poco tiempo ensimismados jugábamos una partida de ajedrez.

Los mirones: los guardias, el alcalde y hasta el verdugo no dejaban de comentar nuestros lances, hay quien dice que hasta se cruzaron apuestas. Entretenidos en la partida, perdimos la noción del tiempo. Fue entonces que el jefe de la guardia y el verdugo intentaron interrumpir nuestra partida, con el fin de cumplir sus ordenes y llevar a cabo la ejecución, a las tres de la tarde. El Duque enfurecido arrebato el hacha al verdugo a la vez que decía: ¡El que intente acercárseme le parto la cabeza!. proseguimos nuestro juego y al cabo de un buen tiempo la victoria correspondió al duque y esta alegría pareció borrar los pensamientos lúgubres y sus preocupaciones por dejar este mundo terrenal.
Todos nos dirigíamos al lugar de la ejecución. Medina Sidonia caminaba vanidoso después de su triunfo, ¡sabe de mejor humor, hasta hacia bromas!. En estos momentos llego la orden del rey, se le había indultado la pena de muerte. El monarca descubrió una intriga palaciega para culpar al duque de actos no cometidos por él y de inmediato dio la orden del perdón; una partida de ajedrez le salvo la vida.

Al preguntarle si, se había dejado ganar, su cabeza lo nego. El sol que moría, le proporciono a su rostro, la luz de una bondad; que perduro a travez del resto de la entrevista.

Se le explica al clerigo, ajedrecista, gramático, humanista, pragmático, erudito, belicoso, al llamado: padre de las aperturas, que al nombrársele una palabra deberá mencionar en forma libre lo que le venga en mente a continuación la trascripción de las preguntas y de sus repuestas.


Juegos.

Los juegos son loables y debe ser permitidos además son necesarios para la conservación humana.


Ajedrez.

Con el ajedrez se huye del ocio deshonesto porque se hace sin detrimento de la dignidad de la persona. Por ser invención matematica, es todo juego de ciencia, sin tener nada de fortuna: y está todo puesto en demostración.


Tablero.

El tablero representa dos ejércitos en pie de guerra.

Leyes del juego

Los ajedrecistas ha de saberlas necesariamente, a ninguno conviene ponerse a jugar sin saberlas, por que cayendo en algún error, no le valdrá el decir, no lo sabía: porque no obstante que lo diga; por los jueces será condenado. Que cada uno es obligado a saber cada cosa de las leyes y de las condiciones, que no juegue quien no sabe la ley del juego .


Los peones de rey y de dama.

En la salida hay que ceñirse a ellos porque las restantes salidas; no son de jugadores sabios.
Que nunca el jugador de pieza por dos peones, aunque le parezca que es buen juego, ni aún por tres, sino fuere a mas no poder.

Pieza tocada pieza jugada.

Tocando la pieza conviene jugarla y no decir que por no haberla soltado de la mano puede regresar a su casilla, cosa ciertamente fea, no es de buenos jugadores.Todo jugador es obligado a jugar la pieza que toca, si el tocar no fuere por causa de componer o corregir.


Maneras de terminar la partida

El mate, el rey robado - cuando se queda solo y sin ninguna otra pieza- y el ahogado.


Guerra psicológica.

Si, a ti ,te da igual jugar con unos trebejos, que con otros, y si te das cuenta que tu enemigo tiene costumbre de jugar con unos señaladamente, finge la necesidad de jugar con ellos; porque es parte de perturbarlo. Si fuese de día claro, y al sol, procure que el enemigo tenga el sol de cara, porque lo ciegue: y si fuere obscuro y se jugare con lumbre, hacer que la tenga a mano derecha porque le perturbe la vista, y la mano derecha que trae por el tablero, le haga sombra, de modo que no vea bien donde juega las piezas. Son estas las mismas precauciones que en una batalla debe considerar un general, y obviar los inconvenientes del polvo, el sol y el viento, que pueden interferi en las victorias, aunque en el ajedrez como en la guerra, la verdadera victoria debe provenir mas de la fuerza que del error y el engaño.


"Niño de Zafra".

Apelativo que desde niño me dieron quienes consideraron que les aventajaba en el ajedrez.

Damiano.

Este portugués, publicó en italiano un tratado cuyo titulo es "Questo libro e da impare giocare a scachi et de la partite" En él recoge numerosas aperturas y finales, partidas completas, en incluso un capítulo sobre cómo jugar a la mente, a mi siempre me ha gustado esta forma de pensar: jugar a la mente, es decir a la ciega. También hay consejos de carácter táctico y estratégico. Siempre he tenido una pobre opinión del contenido de su libro, por ello escribí el mío.


Gámbito.

Termino barriobajero usado en las peleas callejeras de Roma, en ajedrez para mi es una maniobra que consiste en entregar material uno o dos peones y en algunos casos hasta un caballo, a cambio de obtener una posición con mayores posibilidades de ataque.

Perder tiempo.

En cualquier maniobra de la partida se debe conseguir la meta deseada con el menor número posible de jugadas. Hacer una jugada sin objeto, desperdiciar la oportunidad de mover, es perder un tiempo es fundamental comprender la importancia del factor tiempo.

Su libro de ajedrez.

Mi libro de la invención liberal y arte del juego del Ajedrez, es muy útil y provechoso para los que de nuevo quisieren aprender a jugarlo, como para los que ya lo saben jugar.

Su libro de gramática.

Grammaticae institutiones à Roderico López à Sigura nuper aeditae, atq, excellentissimo domino Sebastiano Portugalie Regidicate foeliciter incipiunt ¿Un poco largo el titulo verdad?

Broncense.

El apodo de Francisco Sánchez de las Brozas, Gramatico, quien por cierto para no otorgarme según él fama inmerecida, escribió en latín "Dente Rodere Lupino Secure" en alusión a mi nombre Rodrigo López de Segura. Traducido al español es: "Roer seguro con dientes de lobo" Nos hemos lanzado mutuamente ingeniosos puyazos.

La apertura IX de su tratado: ,e4, e5; 2. cf3, cC6; 3. AB5

Apertura que he oído, ya, la nombran algunos Ruy López; lo cual me conmueve

Leonardo Da Cutri.

Excelente jugador italiano, estudio leyes en Roma, es muy bajo de estatura, le apodaban el niño. Le platee 2...d6 3.Ac4 c6 4.Cf3 Ag4 Leonardo cayo en la trampa dando tema para una combinación 5.fxe5 dxe5 6.Axf7+ Rxf7 7.Cxe5+ Re8 8.Dxg4 Las blancas tienen ya dos peones de ventaja y posición ganadora. 8...Cf6+ 9.De6 De7 10.Dc8+ Dd8 11.Dxd8+ Rxd8 12.Cf7+ y las negras ante la inminente pérdida de la torre se rinden.


Alcalá de Henares.

Ciudad donde publique mi libro sobre el ajedrez.

Gracia de Toledo.

Un noble caballero que patrocino la edición de mi libro de ajedrez. Además me introdujo en la Corte de Felipe Segundo.

Captura al paso.

Lo he difundido y usado a conveniencia.

Ajedrez a la ciega.

Lo he practicado con éxito Para jugar a este juego se requieren tres cosas, memoria, buena practica y ejercicio.


Felipe II

Su majestad es un gran soberano y me tiene en gran estima. Muy aficionado al ajedrez. Trajo a Madrid a los italianos Leonardo da Cutri, Paolo Boi Cesar Polerio y Tomaso Caputi y a mi compatriota Alfonso Ceron a participar en el que considero es el primer gran torneo de maestros y donde por primera ves se ha jugado un gambito de rey.

Los resultados.

El vencedor sería el que ganara tres partidas y aunque había perdido las dos primeras contra mi, Leonardo gano las tres siguientes y se alzo con la victoria. Da Cutri recibió como premio mil ducados, una capa de armiño y su lugar de nacimiento, durante veinte años, estará exento de pagar tributos. Felipe II envió sus felicitaciones a Juan de Austria.

Apertura Española .

Espero que mis estudios sea fundamento para el progreso del ajedrez.

Paolo Boi.

Es una persona culta, alegre y elegante, muy apreciado por mi rey. Recuerdo aun la carta que su Majestad le envio a Don Juan de Austria: Ilustrísimo don Juan de Austria, mi muy caro y muy amado hermano, nuestro capitán general de mar. De la persona y servicios de Paolo Boi Siracusano, que ésta os dará, se me ha hecho muy buena relación y que ahora va con deseos de continuarlos cerca de vuestra persona, y así os he querido escribir, y rogaros, y encargaros mucho, como lo hago, le tengáis por muy recomendado para favorecerle y emplearle en las ocasiones que se ofrecieren de mi servicio, que en ello recibiré de vos particular contentamiento y sea ilustrísimo Don Juan, de mi muy amado hermano capitán general de mar, nuestro señor en vuestra continua guarda. Yo el Rey.


Leonardo Cutri.

Buen ajedrecista a Paolo y Leonardo los unió el ajedrez y una vida de aventuras. Le contare Leonardo salvó en una ocasión a su hermano de los piratas sarracenos gracias al ajedrez –ganando una apuesta que le hizo al capitán pirata- y Paolo cayo en manos de un pirata y por saber ajedrez, convenció a este, para que le dejara jugar para él. Ganó tales cantidades que el pirata turco, agradecido; le concedió la libertad. Posterior a esta aventura vino a Madrid por invitacion de Felipe II como ya relate a competir conmigo y varios ajedrecistas.

España y ajedrez.

El ajedrez se juega en España mejor que en otras partes, por observarse mejor las propiedades de la milicia, en cuya semejanza esta compuesto este juego.

Libros.

Felipe II considera que un libro tiene una gran importancia comunicativa. El monarca se ha distinguido por una atención muy especial hacia el tema de las obras impresas y a su control y regulación. Una de sus primeras actividades al llegar al trono fue fundar una Biblioteca Real en Bruselas. La cual ya cuenta con 14,000 mil volúmenes, libros y manuscritos. El propio rey vigilaba minuciosamente que no se extraviase ningún ejemplar.


¡Los ajedrecistas se hacen solos!

Nada de centrarse, como hacen aún hoy muchos jugadores en los trucos y celadas, sino en la solidez del los planes estudiados Que todo jugador procure antes que venga al certamen del juego, estar ejercitado consigo y advertido en todas las maneras, que podemos jugar.


Idea y recopilación.


Dr. Gabriel Capó Vidal.

http://www.dip-badajoz.es/publicaciones/reex/rcex_1_2007/estudios_15_rcex_1_2007.pdf
Las fuentes de autoridad en la Gramática de Rui López de Segura