martes, 26 de octubre de 2010

Marcel Duchamp










Quienes jugaron ajedrez.


En mí siempre ha habido esa necesidad de escaparme...


“He tenido una vida verdaderamente maravillosa…He tenido suerte, una suerte estupenda. Nunca he pasado un día sin comer y tampoco he sido rico. Así que todo ha salido bien”.


Marcel Duchamp nació en Blainville-Crevon, Francia, su padres fueron Eugène Duchamp _NOTARIO_ y Marie-Caroline- En su casa se disfrutaban las tardes jugando al ajedrez o interpretando música.Marcel fue el tercero de seis hermanos. Duchamp recibió clases de dibujo en el liceo, él admiraba a su hermano mayor Gastón y trató de imitar su estilo en sus primeros dibujos. Gastón era un excelente pintor de carteles de Paris, como lo hacia el genial Henri Toulouse-Lautrec.


Con catorce años, pintó sus primeros óleos, de influencia impresionista, en los que se muestran paisajes de Blainville. También realizó varios dibujos con diferentes medios: acuarela, aguada, monotipo, lápiz, con un único tema: su hermana Suzanne, dos años menor, que también se dedicaría a la pintura, destacando como pintora dadaísta, un ejemplo de su pintura es su "Multiplication brisée et rétablie"


Los hermanos Duchanp se dedicaron a la pintura, no así Raymundo que opto por la escultura. Quien fue un maestro del movimiento moderno de principios del siglo XX. Desarrollo un estilo cada vez más geométrico y abstracto, su busto de Baudelaire, es de una simplificación absoluta en sus óvalos y líneas puras. Su famosa escultura Caballo , medio animal y medio máquina, constituye una abstracción de gran osadía que ejerció gran influencia en los escultores posteriores. Ya mayores, y en Ruan se organizó una exposición llamada Les Duchamp. Con la obras de Jacques Villon, Raymond Duchamp-Villon, Marcel Duchamp, Suzanne Duchamp.


Cuando Marcel, contaba con once años su hermano Gastón le enseño a jugar al ajedrez, ambos sentían gran pasión por el juego. Jugaban los domingos, cuando iba a visitarlo a Puteaux, un suburbio de las afueras de París, si hacía buen tiempo salían al jardín de la casa para almorzar y pasar la tarde jugando.


Le pregunto al maestro, si guarda buenos recuerdos de esos tiempos. Su mirada se posa, en un Miró colgado en la pared de su sala. Su mirada se pierde a través de las gotas. Me refiere que algunos de estos momentos, los ha plasmado en sus pinturas.


Su vida como artista (dibujante del humorismo) inicia en Montmartre( en la rue Caulaincour) y conoce a Pierre Dumont. Por estos tiempo exhibió sus obras en el salón de los independientes_ paisaje de SaintCloud - en el salon del otoño exhibe un esbozo de un desnudo de Isadora Duncan _ sin que la conociera_ De esos tiempos recuerda que se vivía, se pintaba, se era pintor, porque se quiere ser libre. sin preocupación por el día de mañana. No se desea ir a la oficina cada mañana. En Paris pinta un retrato de su padre y otro donde aparecen sus hermanos “partida de ajedrez” y "Portrait, ou Dulcinée"


Su influencia se mira en el desarrollo del surrealismo, el dadaísmo. Precursor del arte conceptual, del pop art, del minimal, de la performance, del arte procesual, prácticamente de todas las tendencias por las que ha discurrido el arte desde la segunda mitad del siglo XX.


Marcel rompe con los grupos de pintores e impone una fuerza subversiva, una nueva estética a nuevas inquietudes intelectuales. Destruye la idea de obra de arte . La provocación comenzó con su “Desnudo bajando una escalera”. Marcel cuenta sobre esta obra: El origen es el propio desnudo. Hacer un desnudo distinto al desnudo clásico, de pie, y ponerle en movimiento. Había en ello algo divertido que no lo era en absoluto cuando lo hice. El movimiento apareció como un argumento para decidirme a hacerlo. En el Nu descendant un escalier he querido crear una imagen estática del movimiento: el movimiento es una abstracción, una deducción articulada en el interior del cuadro sin que se tenga que saber si un personaje real desciende o no una escalera igualmente real. En el fondo el
movimiento es la mirada del espectador que la incorpora al cuadro. Esa imagen rompio para siempre las cadenas de la esclavitud del naturalismo.


El Salón de los Independientes agrupaba a pintores que se veían imposibilitados de exhibir en museos tradicionales, enemigos de los movimientos pictoricos de vanguardia. La única regla que regía al Salón de los Independientes era que mediante el pago de una cuota, todos los artistas podían exhibir lejos de la censura. Lo increible paso la obra de Marcel Desnudo bajando una escalera fue prohibida y retirada del salón. Se le nombro escandalosa debido a la síntesis de cubismo y futurismo que implicaba la obra de Marcel ¿Para qué pintar un desnudo si este no era reconocible? El Desnudo fue una fusión entre el rigor cubista y la poética del movimiento que los futuristas habían exportado desde Italia.


El término: arte encontrado -readymades- fue inventado por Marcel y se refiere al arte realizado mediante el uso de objetos que normalmente no se consideran artísticos, a menudo porque tienen una función no artística. Su primer readymade, titulado "Rueda de bicicleta", crea de parte del espectador un pensamiento nuevo para objetos comunes.


Marcel asegura: Yo no otorgo al artista esa especie de papel social en el que se cree obligado a hacer algo, en el que se debe al público. Me horrorizan todas esas consideraciones. Me hubiera gustado trabajar, pero había en mí un fondo de pereza enorme. Prefiero vivir, respirar, antes que trabajar


Marcelo lo ha hecho todo y apenas si ha explicado nada, deja al espectador la capacidad de inventarse una parte de su obra. Duchamp hace gala de la ironía de un sentido del humor corrosivo con el que se burla de todo, incluso de él mismo.


En su vida la pasión por el arte se combinó con su interés por el ajedrez. En el mundo del ajedrez Duchamp ganó varios torneos, como el Campeonato de París 1932 y Nueva York. Además formó parte de la selección francesa en cinco Olimpiadas: París 1924, La Haya 1928, Hamburgo 1930, Praga 1931 y Folkestone 1933. Entre sus compañeros de equipo figuró el campeón del mundo Alexander Alekhine, exiliado en Francia. Llegó a poseer el título de maestro francés.


En algunas cartas, le menciona a sus amigos: he hecho grandes progresos... y no es que tenga la más mínima posibilidad de llegar a campeón de Francia, pero, dentro de uno o dos años, tendré el placer de poder jugar prácticamente contra cualquiera. Obviamente, es la parte de mi vida que me hace disfrutar más -eso se lo menciona a Jean Crotti, casado con su hermana susana-


Por carta le narra a Picabia, uno de sus mejores amigos: “Mi meta es convertirme en un jugador de ajedrez profesional que “ahora mismo, lo único capaz de interesarme sería una pócima que me permitiera jugar al ajedrez divinamente.


Escribe a Ettie Stettheimer “estoy empezando por los países pequeños... quizás algún día me decida a convertirme en campeón de Francia" Durante el Torneo de Bruselas Duchamp jugó sorprendentemente bien, ganó siete puntos y medio sobre diez frente a contrincantes con experiencia y termino en tercer lugar. Un brillante inicio.


En el Bulletin de la fedération française des échecs, aparece un artículo donde se comenta los méritos de Duchamps, su solidez y la profundidad de su juego, su imperturbable serenidad, su estilo ingenioso y el modo impecable que tiene de aprovechar la menor ventaja. Considera que es un contrincante formidable.


Duchamp es considerado por el gran maestro americano Edward Lasker como uno de los mejores 25 maestros de ajedrez en los Estados Unidos.


Marcel ha sido amigo de Villón, Max Jacob, Gleizes, Metzinger, Léger Brancusi,Martin-Barzun, Apollinaire, Man Ray, Picabia, Breton, Satie, Cage, y mucha gente más imposible de enumerar. Y ha tenido varios amores Mary Reynolds, Maria Martins, Teeny Matisse... y otros más


-Le pregunto a Marce-l ¿Le ha llevado varios años de trabajo “El Gran espejo”, así como su obra el “Gran vidrio”?-


Marcel sonríe y me confiesa: hablar de la pintura me aburre un poco.


Es entonces que le sugiero que conteste a las preguntas o las palabras que le mencione, con lo primero que le venga a la mente El vuelve a sonreír. ¡Claro que sí, me gusta el buen humor y un poco de ironía. Esto me recuerda a Bretón!


La ironía.


¡Iniciamos bien! La ironía es un camino lúdico para aceptar algo.


Ajedrez.


Un juego de ajedrez es plástico. con el ajedrez uno crea hermosas problemas y esta belleza se hace con la cabeza y las manos. ¡También es lúdico! Cuando juegas una partida es como si diseñaras algo o construyeras un mecanismo a través del cual ganas o pierdes. El aspecto competitivo no tiene importancia. El juego en sí mismo es muy, muy plástico. Eso es probablemente lo que tanto me atrajo hacia él. Mi atención la absorbio el ajedrez. Jugaba día y noche. Cada vez me gustaba menos pintar.


El ajedrez es mecánico en el sentido de que las piezas se mueven, interactúan, se destruyen entre sí, y están en constante movimiento. Y eso es lo que me atrae. Figuras de ajedrez colocadas en una posición pasiva no tienen demasiado atractivo visual o estético. Son los posibles movimientos que se pueden jugar en esa posición que hace que sea más o menos bella.


¿La suya es una afición al ajedrez?


Es una forma de decirlo, por mucho tiempo juegue día y noche y nada en el mundo me interesaba más que encontrar la jugada adecuada... y cada vez me interese menos por la pintura. Todo a mí alrededor adoptaba la forma del Rey o la Reina.¡Fui un fanático del ajedrez!


Traté de proteger a mi trabajo con el silencio por dedicarme durante mucho tiempo para el juego de ajedrez. Es un juego que siempre me cautivó por su complejidad. Siempre me ha gustado la complejidad.


Marshall Chess Club.


-Jugaba mucho al ajedrez en el Marshall Chess Club, donde logre ganarle en dos ocasiones a Frank Marshall en las partidas simultáneas que el maestro jugaba contra doce contrincantes.


Inteligencia


-La palabra inteligencia es la más elástica que conozco.


Arte


-La palabra arte viene del sánscrito, tal como he oído decir, significa hacer. Pero todo el mundo hace cosas y los que hacen cosas sobre una tela, con un marco, se llaman artistas. Anteriormente se les aplicaba un nombre que me gusta más: artesanos. Todos somos artesanos, con una vida civil, militar o artística. Cuando Rubens, o cualquier otro, necesitaba el color azul, tenía que pedir tantos gramos a su corporación y se discutía la cuestión para saber si se le podían dar 50, 60 o más. Eran verdaderamente unos artesanos, y eso se ve claramente en los contratos. La palabra «artista» fue inventada cuando el pintor se convirtió en un personaje de la sociedad monárquica, en primer lugar, y posteriormente de la sociedad actual, en la que es un señor. Ese pintor no hace cosas para alguien sino que es ese alguien quien va a elegir cosas entre la producción del pintor. En contrapartida el artista está mucho menos sujeto a concesiones que antes, durante la monarquía.


La censura a Desnudo bajando una escalera


-Me ayudó a librarme totalmente del pasado en el sentido personal de la palabra. Me dije: Bueno, puesto que es así, no debo entrar en un grupo, tendré que contar en mí mismo, estar solo.


Ajedrecistas


-El medio de los jugadores de ajedrez es mucho más simpático que el de los artistas. Se trata de personas totalmente obnubiladas, completamente ciegas, provistas de orejeras. Locos de una cierta calidad, al igual que se supone que lo sea el artista, y no lo es, por lo general. Esto fue, tal vez, lo que más me interesó. Me atrajo mucho el ajedrez hasta los cuarenta o cuarenta y cinco años, y después mi interés fue disminuyendo paulatinamente.


Teeny Duchamp.


-Jaja jaja, si ella fue mi esposa, en plena Luna de miel y cansada por mi afición al ajedrez, pego las piezas al tablero, imposibilitándome el poder jugar. Yo pasaba varias horas al frente del tablero, lo cual a ella le disgustaba enormemente.


Capablanca.


-Lo he admirado y estudiado, incluso juegue contra él en sus simultáneas. El se presento en el Marshall Chess Club. Capablanca ganó veinte de las veinticuatro partidas, incluida la que jugó contra mí.


Ready-made


-La palabra ready-made se me presentó en ese momento, parecía adecuarse perfectamente a cosas que no eran obras de arte, que no eran esbozos, que no se aplicaban a ninguna de las expresiones aceptadas en el mundo artístico. Es muy difícil elegir un objeto debido a que, al cabo de quince días, uno acaba apreciándolo o detestándolo. Se debe llegar a una especie de indiferencia tal que uno no posea emoción estética. La elección de los readymade está siempre basada en la indiferencia así como en una
carencia total de buen o mal gusto.


Se ha escrito: El readymade es ya tradición. Lo es desde que el mismísimo Duchamp lo instala en el Museo, cuando decide ponerlo en escena, no sólo exhibirlo sino inscribirlo dentro de la Historia. Los artistas más lúcidos saben que no se trata de una comodidad repetible, sino algo que -como todo lo que pertenece a la tradición, a la Historia del Arte- puede constituirse en referente, en problema a partir del cual se puede pensar y hacer arte. Si es que es paradigma de algo, lo es de la apertura del horizonte de lo artístico, y no de la ruptura.


-El fin del arte no son las obras sino la libertad.


Meta- ironía.


-¿Se refiere a mis readymades? ¡Bueno, bueno! Los readymades flotan ajenos a cualquier pretensión. No son altas manifestaciones del espíritu, ni albergan la declaración de ningún tipo de principio. Actúan como la denuncia al mito de la obra maestra como son ejercicios de aguda ironía. Son operaciones subversivas y son juegos de doble o múltiple sentido. Es un objeto que liberado de la condena unívoca de su uso, puede ser dos o más cosas a la vez. El readymade comparte con las obras surrealistas la invitacion a ser interpretadas.


Trebucher tropiezo.


-¡Tiene trampa la pregunta, volvemos al arte! Fue una inspiración Este “ready made” corresponde a una posición del tablero de ajedrez, a un perchero que clavetee en el suelo de mi apartamento. Escogí un tablón de madera con varias escuadras que había adquirido para colgar ropa. pero que en mi desidia. había abandonado en el suelo, hacía tiempo y con el que solía tropezar a menudo y lo clave definitivamente en el suelo, lo nombre Trébuchet -Perchero- haciendo un juego de palabras con trébucher que significa tropiezo


Se ha dicho que esta obra despliega su ironía construido sobre lo que, formalmente, también es una determinada estructura de peones en el juego del ajedrez.


-En ese entonces me pareció una estupenda idea.


Sus cuadros sobre el ajedrez.


-El rey y la reina rodeado de desnudos veloces, la partida de ajedrez, Retrato de unos jugadores de ajedrez. Después. Por cierto la venta de esos tres cuadros, me proporcionaron 600 dólares ¡Me puso muy feliz ganar dinero!


Ha ganado varios, campeonatos ¿es así?


-¡Volvemos al ajedrez! efectivamente el Campeonato de París y uno en Nueva York, forme parte de la selección francesa en cuatro Olimpiadas: La Haya , Hamburgo, Praga y Folkestone. Entre mis compañeros de equipo estuvo el campeón del mundo Alexánder Aliojin, exiliado en Francia. Éste se encontraba enfermo el día del encuentro Francia-EEUU en Hamburgo, de modo que tuve que defender el primer tablero ante Frank Marshall, uno de los mejores jugadores de su época, y logre hacer tablas


¿Es una solución el arte?


-Soy alguien que no se caracteriza precisamente por mi voluntad de llamar la atención, tampoco por mi entrega desmedida al trabajo, ni por fatigas teóricas. Por el contrario, nunca consideró el arte como solución de nada, y para colmo he dejado de pintar y me dedicó a buscar la suerte de poder pasar a través de las gotas. Intento ser feliz


He querido servirme de la pintura, servirme del arte como para establecer un modus vivendi, una suerte de modo de comprender la vida, es decir, probablemente, de intentar hacer de mi propia vida una obra de arte, en lugar de pasarme la vida haciendo obras de arte en forma de cuadros, en forma de esculturas.


Uno podía ocuparse muy bien de su vida, es decir, de su manera de respirar, su manera de actuar, su manera de reaccionar con los individuos, uno puede tratar eso como un cuadro, si usted quiere, como un cuadro viviente, un cuadro, incluso como un cuadro de cine. Soy mi propio ready-made vivo


Roche.


-Un buen amigo quien dijo: “Una buena partida es tan importante para Marcel como un biberón para un bebé y vuelve a reír a carcajadas.


"Duchamp abandona la partida del arte por una interminable partida de ajedrez"


-El mito, fue iniciado por mi amigo Bretón, la frase es de él.


Sus amores


-¿Se refiere a las mujeres?





-He contraído matrimonio, pero he podido capear la tormenta gracias mi a suerte. En un determinado momento, comprendí que no había que cargar la vida con demasiado peso, con demasiadas cosas para hacer, eso que llaman una mujer, hijos, una casa de campo, un automóvil. Y felizmente lo comprendí bastante temprano. el peso moral, la responsabilidad del matrimonio; entendí que soy egoístamente soltero.


Sarrazin-Levassor


Me case con ella, una chica muy amable. Esa boda fue medio concertada
por Picabia, que conocía a la familia. Nos casamos tal como se casa la gente generalmente, pero la cosa no funcionó, debido a que comprendí que el matrimonio era algo totalmente fastidioso. Yo era mucho más soltero de lo que creía. Entonces, muy amablemente, mi esposa aceptó divorciarse
al cabo de seis meses. No teníamos hijos, no pedía pensión alimenticia, y la cosa fue de lo más fácil. Después ella volvió a casarse, y tiene hijos.


Beatrice Woondo.


-¡Oh que recuerdos provoca este nombre en mi, Actriz escritora pintora, bella mujer! La conocí en Nueva York y nos hicimos amantes.


Sus mejores obras.


-En la producción de cualquier pintor o artista sólo hay cuatro o cinco cosas que cuentan realmente en su vida. Todo lo demás nos es más que relleno de cada día. Por lo general esas cuatro o cinco cosas sorprenden en el momento de aparecer.


Goethe.


-Lo cito: “He fundado mi causa en nada”, "Lo divino mira a Dios, lo humano mira al hombre. Mi causa no es divina ni humana, no es ni lo verdadero, ni lo bueno, ni lo justo, ni lo libre, es lo mío, no es general, sino única, como yo soy único. Nada está por encima de mí.” ¿Es toda una declaración de principios verdad?


Picabia y Man Ray


-Mis inseparables amigos. Man Ray, es hijo de emigrados rusos cuyo verdadero nombre es Emmanuel Radnitski, pero la familia cambo su nombre, adoptando el de Ray. A Picabia siempre le gustaron mucho las mujeres y los vehículos rápidos - su risa es estrepitosa- de 1916. Él es de origen cubano. Recuerdo que escribíamos en la revista 391 Tritan Tzara, Man Ray, Jean Cocteau y yo.


Picabia era "Sí, pero...", "No, pero...". Se dijera lo que se dijera siempre contradecía. Era su juego, del que tal vez ni siquiera era consciente. Escribió "Están todos acusados, pónganse en pie.../ Qué están haciendo aquí, aparcados como ostras serias.../ Dadá nada siente, es nada, nada, nada. /Como su paraíso, nada./ Como sus artistas, nada. /Como su religión, nada." Picabia amplió mis perspectivas. represento la aparición de una nueva actitud. Cuando se encontraba gravemente enfermo, le eenvie un telegrama, decia: «Querido Francis, hasta pronto».


-A Man Ray no le gusto nunca que le llamasen fotógrafo. Bretón le llamo: un mago de la luz. Ray retrató a Picabia, poso como si fuese la famosa pintora Tamara de Lempicka, mirando a la cámara, con una enorme bocina al alcance de su mano y con la otra sujetando el volante.


Ray destacaba por su imaginación. La solarización, es un efecto descubierto por Ray y su amante, la bella Lee Miller, que después lo abandono, Le diré que existen versiones que fue ella quien por accidente hallo el proceso de la solarización. Rayogramas, imágenes realizadas sin cámara por el procedimiento de colocar objetos directamente sobre papel sensible y exponerlos a la luz ¡La vida son casualidades!


Dios.


-Cuando el hombre inventa algo hay siempre alguien que está a favor y alguien en contra. El haber creado la idea de Dios es una loca imbecilidad
No espero otra vida o la metempsicosis. Sería mejor creer en todas esas
cosas, se moriría alegremente.


Su pintura: "Desnudo bajando la escalera".


-Mi desnudo bajando la escalera, puede que sea un gran propietario que teme caerse -exclamó rompiendo a reír. Una obra de arte no debe imponer fatalmente una solución al que la mira, sino quizá, ser una puerta abierta a la imaginación de cada uno.


¿Su obra no tiene entonces un mensaje?


Cuando se hace algo, se hace con las tripas, todo el ser participa, corazón y cerebro, y esto fluye espontáneamente en el placer de la creación como el goce en el amor. Todo el mundo crea durante todo el día sin pensar sin embargo que está emitiendo un mensaje.


¿El ajedrez es como la pintura?


-Sí, encuentra, provoca, inventa nuevos manantiales.


Breton Freud


-Bretón escribió su manifiesto La revolution surréaliste Bretón afirmaba que la fuente de su interés por el automatismo era debido a Freud. Bretón había estudiado medicina, había trabajado en la clínica de Charcot, donde Freud estudio la histeria. Lo que hizo Bretón fue iniciar un monologo, pronunciándolo rápido sin criticas ni juicio El automatismo para llegar al inconsciente. Breton Juega demasiado a ser un gran tipo, está totalmente obnubilado por su posteridad


Un jugo de ajedrez con Raymond Roussel


Una idea que me seduce, pero como sabe murió. Asistí la representación de su función “ impresiones de África” su obra fue un desafío al lenguaje Le hubiese preguntado por qué había hecho todo eso, por qué razones Roussel tenía un aspecto muy “ muy de cuello alto”, cuello postizo, vestido de negro, muy, muy Avenue du Bois. Llamativo sorprendente personaje, que vivía encerrado en sí mismo en su roulotte, con las persianas bajadas.
Roussel,me inspiró la idea de que yo también podía intentarlo. Los nombres de algunas de mis obras van en ese sentido o en ese sinsentido


El silencio.


-El silencio es la mejor producción que se puede hacer: uno no lo firma y todo el mundo saca provecho de él.


Jules Laforgue y Raymond Roussel.


-Del primero me atraía su humor cínico, el desapego de sus personajes y sus juegos verbales. Del segundo, su obra a base de juegos de palabras, transliteraciones y retruécanos. Me atrajo la locura de lo inesperado y el descubrimiento de una obra que parte únicamente de la imaginación del autor, pues para Roussel las obras, no debían contener; nada salvo combinaciones de objetos totalmente imaginarios.


Usted le pintó una barbita y bigotes a la Gioconda, colocó una rueda de bicicleta sobre un taburete, le puso clavos a una plancha, tomó un urinario de porcelana y lo envió con un seudónimo a un prestigioso salón de arte.


-Marcel con una simulada, cara seria- responde: Soy un anartista, si lo soy y sus ojos brillan.


¿El ajedrez es deporte?


Es un deporte violento, lo que mengua sus conexiones artísticas. Si hay que definirlo con una sola palabra, es una lucha.


¿Los teóricos en el arte?


La obra de arte sin una idea, por más peregrina, procaz o ingeniosa que fuera, sin una idea repito, que la sustentara no tendría valor, por otro lado el arte tiene la bonita costumbre de echar a perder todas las teorías artísticas. No creo en el arte, creo en los artistas. Contra toda opinión, no son los pintores sino los espectadores quienes hacen los cuadros.


Clement Greenberg.


-¡Vaya los críticos del arte! La posición de este crítico - aval de la Escuela de Nueva York- consistía en la defensa de un arte puro y en la fe en el valor intrínseco de la obra de arte. Clement creía en la superioridad de un arte abocado a la solución de problemas de forma, depurado de cualquier referencia o relación con la contingencia, con el mundo y creía también en el valor de la originalidad de la obra y en la del estilo del artista. Consecuentemente yo Duchamp, aparecía ante sus ojos como una amenaza feroz, ubicándome demasiado cerca de la vulgaridad. Yo conspiraba contra la religión del arte y me reía de las pretensiones arribistas de los artistas de la posguerra que querían rehabilitar la poética romántica de lo sublime.


¿El objeto se presenta y se significa a sí mismo?


-Las cucharas de madera africanas no eran nada en el momento en que fueron hechas. Eran simples objetos utilitarios. Luego, ellos se convirtieron en objetos bellos, en obras de arte.


Sabemos de sus varias contribuciones al arte ¿Que ha aportado usted al ajedrez?


-Con una investigación sobre los finales de reyes y peones, reflejada en un libro escrito junto a Halberstad, sólo se publicaron 1.000 ejemplares. Profundiza en el estudio de la oposición de los reyes y las casillas con jugadas. ¡Sé que estas posiciones sólo se dan una vez en la vida!


“Secador de botellas”.


-Uno de mis primeros ready made, que recuerda a un peón de ajedrez.


¿Lee lo que se escribe sobre usted?


-Claro, pero lo he olvidado.


Trabajo.


-Espero que haya un día en que se pueda vivir sin tener la obligación de trabajar. Me gusta más vivir que trabajar. No considero que el trabajo que hice tenga importancia desde el punto de vista social en el porvenir. Entonces, si usted quiere, mi arte sería vivir; cada segundo, cada respiración es una obra no inscripta en ninguna parte, que no es ni visual, ni cerebral. Es una suerte de euforia constante.


Contradecirse.


-Siempre me he forzado a la contradicción, para evitar conformarme con mi propio gusto Se crea un equilibrio fatal como en el ajedrez. Hay que esforzarse siempre para verlo todo con una mirada nueva, incluso si nos contradecimos, porque el contexto de hoy no es nunca del todo el mismo que ayer.


Poseer cosas.


-Intento llegar a no poseer nada, es necesario para lograr la libertad, la libertad de vivir, de vivir intensamente cada minuto con la espontaneidad de un pájaro que picotea una semilla, la deja por una hoja, regresa y canta la alegría de su descubrimiento. El pájaro canta, es un artista; la ardilla reúne provisiones, es un desagradable burgués capitalista. Sin provisiones, no poseer nada porque poseer es sobrecargarse. Ser el viajero sin equipaje.


Vivir sin preocupaciones.


-Eliminar al máximo todas las preocupaciones para mantenerse a fin de ser libre. La infancia y la adolescencia, períodos en los que esta función es única, forman una preparación sólida para el momento en que la función de crear florecerá. Esta, según el individuo, se puede ejercer desde la manera más material fabricando hijos hasta la manera más etérea del matemático o del jugador de ajedrez, que sólo construyen para sí mismos y sin ninguna concretización. Siendo así, ¿por qué no intentar desembarazarse de todas las preocupaciones que conciernen a la función de mantenerse, es decir evitar el encharcamiento material o intelectual (leer cualquier cosa) y la esclavitud acaparadora de lo que se llama ‘ganarse la vida’ Se hace indispensable liberarse reduciendo a un mínimo estricto y, por otro lado, asegurarse la manutención de manera regular y eficaz rentas, mecenazgo, u otras para el que quiere acceder a la función verdadera de creación, la del artista.


Montmartre


Viví ahí varios años mi padre nos enviaba con que vivir. Recuerdos sus cafés, llevaba siempre un cuaderno donde hacia apuntes de escenas de aquella vida, del barrio de sus seres la vida cotidiana.


“La partida de ajedrez”


En ese cuadro pinte a mis hermanos jugando y a sus esposas sentadas al lado.


Fue una pintura innovadora


ada una de mis obras es distinta a la otra. Pinte después: Joven triste en un tren y a continuación;
Desnudo bajando una escalera


¿Desnudo bajando la escalera origino una gran polémica?


-Desnudo bajando la escalera aúna elementos del cubismo y futurismo El movimiento del futurismo atacaba al cubismo, pues bien yo exhibe el cuadro el salón de los independientes Sugirieron que le cambiara el titulo Cosa que no hice, recuperé mi cuadro y me lo llevé. Fue un auténtico giro en mi vida. Me di cuenta de que, después de aquello, nunca más volverían a interesarme demasiado en los grupos. Los mismos cubistas me pidieron que retirara el Desnudo bajando la escalera del Salón de los Independientes porque creían que la gente iba a pensar que era una burla contra el cubismo. Y yo dije: “Que se vayan al diablo”. Y no quise verlos más. Comprendí que teníamos objetivos distintos.


Cubismo.


-Desde entonces huyo de él. Fue determinante, abandone de la pintura.


Figuras imposibles.


-Se refiere a mi obra "Apolinère esmaltado". En la casa de mi amigo Lioenel Penrouse pase varias veladas jugando ajedrez y hablando de ilusiones ópticas y de estas figuras imposibles.


Las viudas del ajedrez


-Jajá jaja ¡Sí el término es buenísimo!. Me abandono por este pasatiempo mi mujer Yvonne Chastel acabó cansándose del ajedrez y volvió a París.


Laforgue


-No me interesaba tanto la poesía de Laforgue como los títulos de sus poemas”


René Clair.


-Participe en su película de veinte minutos es una representación del ballet Relâche. Yo aparezco en una escena jugando al ajedrez con Man Ray hasta que un chorro de agua interrumpe la partida


Usted es un trotamundos del arte, ¿adónde lo ha llevado el ajedrez?


-Dejaba París durante semanas para participar en torneos. Jugué en la Rivera junto al equipo de Niza, y volví a participar en el Torneo de Bruselas al año siguiente ocupe el cuarto lugar me invitaron al equipo que representaría a Francia en las primeras Olimpiadas de ajedrez, donde Francia quedó séptima. Fui campeón de la Alta Normandía al ganar un torneo en Ruán. Participó en varias competiciones con el equipo nacional francés, capitaneado por Alexander Alekhine, campeón mundial.


Usted diseño el cartel del Campeonato de Francia.


-Marcel luce cansado, y responde: Si, pensé en una llamativa imagen a base de cubos rosas y negros inscritos dentro del perfil de la figura del rey. En este torneo, por poco le gano a al Campeón, Robert Crepeaux, logre el sexto lugar.


Premio a la brillantez.


Lo obtuve en el Torneo de Hyéres.


Tartakover.


Fue un gran privilegio jugar, con él logre unas tablas. En el Turnoi International de Paris de jugué con los mejores ajedrecistas del planeta. Termine último, pero empate con Xavier Tartakower e hice tablas con George Koltanowski..


¿Su último torneo?
.
Folkestone.


¿Por qué abandono el ajedrez?


-No del todo, sólo las competencias Yo deseaba ser campeón de ajedrez. Hoy me conformo con jugar. Todavía soy una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte y mucho más. No puede ser comercializado. El ajedrez es más puro que el arte en su posición social. Las piezas de ajedrez son los componentes del alfabeto que da forma a los pensamientos; y estos pensamientos, además de hacer un diseño visual del tablero de ajedrez, expresan su belleza de manera abstracta, como un poema... He llegado a la conclusión personal de que mientras que todos los artistas no son jugadores de ajedrez, todos los jugadores de ajedrez sí que son artistas.


Las palabras.


-Las palabras no tienen absolutamente ninguna posibilidad de expresar nada. En cuanto empezamos a verter nuestros pensamientos en palabras y frases todo se va al traste.


Libros.


-El afortunado hallazgo de un sólo libro puede cambiar el destino de un hombre.


¿Usted ha alcanzado la celebridad?


-Si alguien fuera célebre, sería imposible que lo supiera. Ser célebre es como estar muerto: no creo que los muertos sepan que están muertos. Yo oigo a la gente cuando esta dice que soy celebre, pero eso no quiere decir que acepte la idea hasta el punto de creérmela. Además, ¿quién puede sentir algún respeto por la celebridad? Las personas célebres son las mascotas de la masa. La masa necesita alguien a quien venerar; ¡ahí esta Einstein!


Siglo XX


-El siglo XX es uno de los más pobres de la historia del arte, más pobre incluso que el XVIII, donde no hubo gran arte, sólo frivolidad. El arte del siglo XX es un simple pasatiempo liviano; como si viviéramos en una época alegre, pese a todas las guerras que formaron parte del paisaje.


Dada


-Yo nunca fui un verdadero dadaísta. No estaba en Zurich cuando Tzara y los demás lo iniciaron. Me parece que Tzara nos envio a mi y a Picabia su libro “La première aventure céleste de Monsieur Antipyrine” El libro nos interesó, pero yo no sabía qué era Dadá, ni siquiera sabía que existiera la palabra. Cuando Picabia se fue a Francia supe, gracias a sus cartas, lo que era. Pero Picabia y yo habíamos hecho cosas parecidas. Nada nuevo, por supuesto Y el pop art no es más que un refrito de Dada. En cuanto a los expresionistas abstractos, les gustaban cosas como mi cuadro: El Rey y la Reina rodeados de desnudos, rápido. Personajes en los que no se puede identificar nada desde el punto de vista anatómico Por supuesto: el expresionismo abstracto no es más que un refrito de Kandinsky, Mondrian y tal vez el Kupka .


Artista


-El artista sólo existe si se le conoce. Creo mucho en el aspecto «medium» del artista. El artista hace algo, un día, es reconocido por la intervención del público, la intervención del espectador; de este modo pasa, más tarde, a la posteridad. Es algo que no puede suprimirse puesto que, a fin de cuentas, se trata de un producto con dos polos; hay el polo del que hace una obra y el polo del que la mira. Y concedo al que la mira tanta importancia como al que lo hace.


Los artistas son unas bestias.


-¡Todos! desde Courbet, todos han sido unas bestias. Habría que internarlos a todos por tener el ego hipertrofiado. Courbet fue el primero que dijo: “Acepten mi arte o no lo acepten. Soy libre”. Eso fue en 1860. A partir de ahí, a cada artista se le ocurrió que tenía que ser más libre que el anterior: los puntillistas más libres que los impresionistas, los cubistas más libres todavía, y los futuristas y los dadaístas más todavía, etc. Más libre, más libre, más libre. Llaman a eso libertad. A los borrachos los meten presos. ¿Por qué deberíamos permitir que el ego de los artistas envenene la atmósfera? ¿Acaso no siente usted ese olor nauseabundo?


Como aprecia su trabajo.


-Prefiero vivir, respirar, que el trabajo No considero que el trabajo que hice puede tener algún significado el punto de vista social en el futuro. Así que si quieres, mi arte es vivir. Cada segundo, en cada respiración se lleva a cabo el INE que se inscribe en ninguna parte, que no es ni el cerebro visual. Es una especie de euforia constante.


Es otoño y el viento sopla, se mira a través de la ventana el caer las hoja.s Se me ocurre preguntarle ¿qué clase de readymade, haría en un otoño como este?


-Con celeridad mental dice: Colgar un libro sobre ajedrez a con un cordel de la rama de un árbol para que el viento pasase sus páginas y aprendiese.


Para usted el ajedrez es una obra maestra del cartesianismo y tan imaginativo que a primera vista, ni siquiera parece cartesiano.


-Si me atrae enfrentar las dos actitudes, la ajedrecística y la artística.ç


"La oposición y las casillas conjugadas se reconcilian"


-Un libro técnico que escribí con la colaboración de Halberstad, aborda los finales de partidas, luego de que desaparecen las piezas, solo quedan peones y dos reyes _bloqueados los peones_ solamente pueden jugar dos reyes. Fue un libro difícil de publicar lo rechazo la editorial Nouvelle Revue francaise de Gallimard.


Tuvimos la curiosidad de sacar a la luz una pregunta que desde hace veinte años, regularmente da lugar a arduos artículos en la prensa ajedrecística. Oposición o casillas conjugadas. Simplificando: Oposición y casilla conjugadas. Porque después de haber leído muchas de estas discusiones de terminología, parece que la oscuridad nace, en gran parte, de una mala disposición tipográfica. Por lo tanto hemos creído indispensable multiplicar incluso en exceso, el número de diagramas para facilitar la comprensión del texto.


Podria llamarlo un estudio intelectual sin aplicación práctica. Sólo tres o cuatro personas en el mundo están interesadas en estos finales Los campeones de ajedrez nunca leen este libro, los finales son utópicos, poco frecuentes


La exposición “Homage to Caissa”.


- Una bella exposición en la en galería neoyorquina Cordier & Ekstrom. La idea de la fue recaudar fondos para la Fundación Americana de Ajedrez, intentamos con elloa que los ajedrecistas norteamericanos pudieran competir el extranjero. Participaron Max Ernst, Joan Miró, René Magritte y Salvador Dalí Johns, Claes Oldenburg, Robert Rauschenberg, Matta, casi 40 artistas


Ready made. “Homage to Caissa”.


Participe en la mencionada exposición con ese Ready made. íSe realizo un cortometraje me parece que fue Andy Warhol quien filmo la exposicion.


Dalí


-Me ha evocado a España, particularmente Cabo de Creus. Acompañado de Alexina Sattler,Teeny, mi última esposa, recorra diversas poblaciones de la comarca donde sabia se efectuaban torneos de ajedrez o actividades relacionadas. Concurríamos al Bar Melitón, al Casino de Cadaqués.
Recuerdo bien muy bien el establecimiento Café España en la vecina población de Llançà, sede de un club de amigos del ajedrez.


Conocí a Dalí en Cadaqués, en 1933. Yo le hable de Man Ray a Dalí. Lo recomendé para fotografiar edificios diseñados por Gaudí para un artículo escrito por el artista español en la revista Minotaure. Visite varias veces españa. Recuerdo que le encargue el diseño de un ajedrez a Dalí para la American Chess Blue Foundation


¿ Le gusta la playa?


Permanezco en la sombra. Es maravilloso. Todo el mundo, por el contrario, toma el sol para broncearse; es algo que me horroriza.


¿Cual fue la idea del diseño?


Dalí ideo las piezas a partir de los dedos de la mano de Dalí y de su compañera Gala.


Robert Descharnes y Pierre Argillet


Dos fotógrafos que imprimieron mi paso por Cadaqués, fotos con Salvador Dalí y Gala, con Man Ray y Juliet


El Gran vidrio.


-Tuve la intención de hacer no una pintura para los ojos sino una pintura en la que el tubo de colores fuese un medio y no un fin en sí. El hecho de que llamen literaria a esta clase de pintura no me inquieta. Hay una gran diferencia entre una pintura que sólo se dirige la retina y un pintura que va más allá de la impresión retiniana, una pintura que se sirve del tubo de colores como de un trampolín para saltar más lejos. Esto es lo que ocurre con los religiosos de Renacimiento. El tubo de colores no les interesaba. Lo que les interesaba era su idea de la divinidad en esta o aquella forma. Sin intentar lo mismo y con otros fines, yo tuve la misma concepción: la pintura pura no me interesa en sí ni como finalidad. Para mi la finalidad es otra, es una combinación o, al menos, un expresión que sólo la materia gris puede producir.


"Fui un peón desnudo"


-Será la última pregunta. ¡Sabe me alegra usted la tarde! Eve Babita es una modelo joven, amiga del fotógrafo Julian Wasse acepto, que ella y yo, posáramos para una foto, apareceriamos jugando una partida de ajedrez, con el detalle que ella, lo haría completamente desnuda. La foto fue realizada en Pasadena Art Museum California.


Por cierto la modelo escribió su versión con el titulo humorístico: "Fui un peón desnudo para el arte, la verdadera historia del día en que Marcel Duchamp puso a la clandestina Costa Oeste en el mapa de la cultura jugando al ajedrez con la autora, quien en aquel momento era una joven desvestida con mucho que aprender". Por cierto jugamos tres partidas las cuales gane.


Fue una imagen que recorrió todo el mundo


-En su momento si.


Clases de francés.


En un determinado momento di muchas; no era algo lucrativo pero se podía vivir con dos dólares a la hora. Las personas a las que daba clase eran encantadoras, me llevaban al teatro, algunas veces a cenar... ¡Yo era el profesor de francés! Como Laforgue. Nunca he tenido dinero, en ningún lugar. Algunas. personas me ayudaban. No pedí prestado mucho dinero, únicamente algunas pequeñas cantidades había personas que ganaban dinero y que comprendían perfectamente que existían otras, que se llamaban artistas o incluso artesanos, que no podían ganarse la vida. Entonces les ayudaban. Ayudarles era una virtud de las personas ricas.


La vida es más bien una cuestión de gusto que de ganancia. Se trata de saber perfectamente con qué se puede vivir "Marcel a alcanzado el máximo de lo inestético, de lo inútil y de lo injustificable".


-Frase de Robert Lebel.


Libre albedrío.


-Todas estas bagatelas, existencia de dios, ateísmo, determinismo, libre albedrío, sociedades, muerte, etc., son las piezas de un juego de ajedrez llamado lenguaje y solo son divertidas si uno no se preocupa en ganar o perder esta partida de ajedrez.


Política


-No comprendo en absoluto la política y constato que es realmente una actividad estúpida que no conduce a nada


Su obra.


-Un ambiguo monumento de ese ser invisible y tal vez inexistente que son las ideas


¿Volvera a pintar?


-No, porque cuando voy a un museo no siento esa especie de estupefacción, de asombro o de curiosidad ante un cuadro. Creo que la pintura se muere, ¿sabe? El cuadro se muere al cabo de cuarenta o cincuenta años porque se le va la lozanía. También la escultura se muere. Es una manía mía que nadie acepta, pero me da igual. Creo que un cuadro al cabo de unos años se muere como el hombre que lo hizo; luego, se llama historia del arte.


Creo que un cuadro, al cabo de un cierto número de
años, muere como el hombre que lo ha pintado; después eso se llama historia del arte. Hay una enorme diferencia entre un Monet de hoy que es negro como todo, y un Monet de hace sesenta u ochenta años que cuando fue pintado era brillante. Ahora ha entrado en la historia, es aceptado como eso, y, por otra parte, está muy bien, eso no cambia nada en absoluto. Los hombres son mortales, los cuadros también.


¿Qué hace usted ahora?


Verdaderamente, nada puesto que siempre estoy fatigado, incluso de ser. Ahora me dedico a vivir, a respirar.



Marcel jugando ajedrez.

Me temo que en arte soy agnóstico”, DuchampAbandonarlo todo no le parecía nunca horrible, pues no sentía que pudiera haber en esa renuncia algo que lamentar.

“He tenido una vida verdaderamente maravillosa…He tenido suerte, una suerte estupenda. Nunca he pasado un día sin comer y tampoco he sido rico. Así que todo ha salido bien”.



En la década del ’60, fue amigo y guía de artistas como Andy Warhol y John Cage, quienes lo adoptaron como modelo en su búsqueda de nuevos caminos artísticos. Su influencia fue crucial para el desarrollo del dadaísmo, el surrealismo, el Pop Art y el arte conceptual, tendencias claves del arte del siglo XX.


Incluso en la actualidad, Duchamp sigue siendo el artista de referencia que avala las nuevas expresiones artísticas.



Marcel Duchamp murió a los 81 años en Neuilly-sur-Seine, París, el 2 de octubre de 1968. Respetando su voluntad, en su lápida del cementerio de Ruan se grabó la siguiente leyenda: “Por otra parte, los que mueren son siempre los demás”.



La partida de ajedrez

los hermanos de Duchamp y sus esposas.






El libro de Duchamp. 

Lo publicó junto con Vitali Halberstadt: L'opposition et les cases conjugées sont réconciliées. Los autores quieren superar la idea de casillas opuestas y desarrollan la idea de la oposición heterodoxa y las casillas “hermanas”. En concreto, clasifican en ocho categorías la oposición heterodoxa, cada una de ellas ejemplificada por un caso concreto.





Fracaso matrimonial Lydie Fischer Sarazin-Levassor



Tenía que ser fácil. Pero, después de todo, mi egoísmo quería que Marcel supiera que por él y para él, me había visto obligada a romper con lazos que me eran muy queridos. Al verme preocupada, Marcel me dijo con mucho afecto: “Hay que procurar convertirse en adulto de todas formas. Saber liberarse de las relaciones familiares. Deshacerse de su herencia, saber encontrarse a sí mismo. El sí mismo puro, del niño que acaba de nacer”. Yo opinaba sin comprender, ignoraba la diferencia entre la personalidad real y la adquirida que la rodea. Una planta joven necesita un tutor; cuando está bien arraigada, se le retira. Debe vivir sola.

Así es como, cada día, cada incidente, me obligaba a reconsiderar las visiones que daba por adquiridas definitivamente y sobre las que encontraba normal y fácil apoyarme:

Aquel marido que no usaba calzoncillos.

No es que el ajedrez no me interesara Yo no sentía gran simpatía por Man Ray, al que encontraba más bien indiscreto; pero me emocionaba mucho ver el afecto y la deferencia que demostraba por Marcel. En ese entonces, casi cada tarde, después de cenar, se organizaba la inevitable partida de ajedrez, la cual duraba más de dos horas durante las que yo contenía mi genio encendiendo cigarrillo tras cigarrillo, esperando con impaciencia el momento de volver a la calle Larrey, y de estar por fin a solas.










Uno de los que desfiló en el estudio de Man Ray fue el que sería el cuarto campeón del mundo de ajedrez: Alexandr Alekhine. Alekhine residía en París desde 1921, más tarde obtendría la nacionalidad francesa, y ya estaba considerado en la década de los veinte como uno de los jugadores más fuertes del mundo, cosa que demostró en 1927 al destronar al cubano José Raúl Capablanca en el match por el título mundial celebrado en Buenos Aires.


Octavio Paz señalo con lucidez respecto de la obra total de Duchamp: «Estamos frente a una verdadera constelación, en la que cada cuadro, cada readymade y cada juego de palabras está unido a los otros como las frases de un discurso».








Cartel Campeonato de Francia. 



Diseño de Duchanp.





Jugadores de ajedrez de Marcel Duchamp




Picabia Foto tomada por Man Ray

Ducchamp, Picabia y Ray desarrollan una amistad que les iba a acompañar durante toda su vida . El cuerpo de Lee Miller se convirtió en un objeto de creación para la cámara de Man Ray. El artista lo desmembró en diversas partes y cada una de ellas se convirtió en un icono. Los labios de Lee Miller, un ojo, sus piernas, su espalda, sus glúteos, su cuello, su torso, su rostro, captados por separado, al sacarlos de contexto, según la teoría estética de Duchamp, se convirtieron en objetos encontrados, en ready-mades, un concepto que cambió la forma del arte de todo el siglo XX hasta nuestros días.

Autoretrato Lee Miller


Su padre fue un ingeniero, inventor y fotógrafo 

aficionado que no llegó a trascender como tal



Trabajo de Lee.


El mito de Lee Miller consiste en que su cuerpo bellísimo y troceado, sus labios, su ojo, sus piernas, dispuestos por la cámara de Man Ray como la propuesta de una forma nueva de mirar el arte, junto con la rueda de bicicleta sobre un taburete, el molinillo de chocolate, el urinario-fuente, el portabotellas de Marcel Duchamp contemplados fuera de su lugar con una mirada nueva, no retiniana sino mental, pusieron la estética patas arriba Lee Miller se convierte en la testigo más arriesgada de la barbarie de su tiempo. Mientras sus amigos escurrieron el bulto en medio del terror nazi, Lee Miller, con unos pantalones recios, una chupa de cuero duro y una cámara al hombro, en compañía del reportero David Scherman, olvidando los días de rosas en que su cuerpo era adorado, se empotra su rubia cabellera bajo un casco de acero para ser la primera en pisar los cadáveres de la playa de Omaha, en llegar al París liberado donde la recibió Picasso sin reconocerla al primer momento cubierta de barro, en fotografiar el campo de concentración de Dachau, el Berlín en llamas, las guaridas de la Gestapo, los hospitales de sangre, los cadáveres amontonados



Lee se convierte en  la testigo más arriesgada 

de la barbarie de su tiempo.


Algunas fotos cuerpos esqueléticos amontonados, las primeras venganzas.. Un guardia esperando ser ejecutado, después de ser apalaeado por los moribundos supervivientes. Otro ejecutado, flotando en el agua. la hermosa joven alemana obligada a suicidarse por sus padres antes de que entraran las tropas aliadas. Hizo retratos de artistas como Picasso, de quien fue amante.

Y el fin de la guerra, de la droga de la realidad salvaje, del café, las noches sin dormir; el momento de los retratos por encargo, la traición del amor, el alcohol y el retiro. A mediados de los 50 Lee Miller abandona la fotografía, se niega a ser entrevistada y a que se muestre su trabajo.

Esta autodestrucción se explica porque al perecer su padre la violo a la edad de siete años, demás le tomo fotos denuda con sus amigas a menudo en poses sexualmente explícitas. Y el fin de la guerra, de la droga de la realidad salvaje, del café, las noches sin dormir; el momento de los retratos por encargo, la traición del amor, el alcohol y el retiro. A mediados de los 50 Lee Miller abandona la fotografía, se niega a ser entrevistada y a que se muestre su trabajo.








Se casa con un coleccionista y crítico inglés. La cabalgada salvaje entre la belleza y el arrojo había terminado y su vida se difumina en medio de las fiestas compartidas con las nuevas amantes de su marido Penrose hasta que por una ironía del destino queda embarazada a los 39 años. Nace un hijo. Se dedica a la vida familiar. Mete en un cajón miles de negativos, se olvida de su pasado, de los días de París y de los campos de exterminio. Comienza su etapa de maestra de cocina en su granja de Susex. Inventa platos. 



Lava las espinacas en la lavadora, delante del fogón cocina un pescado azul en honor a Miró con una tapa de retrete en la cabeza para protegerse de la grasa. Son vestigios del surrealismo que su marido Roland había importado a Inglaterra. En 1977, a los 70 años, Lee Miller murió de cáncer. Entre sus enseres olvidados, su hijo Anthony encontró una caja olvidada con miles de negativos.



Las contraposiciones de la obra eran, asi, completas: un hombre mayor, vestido de negro, con la cara descubierta, juega al ajedrez con una mujer joven y desnuda, de piel muy blanca, y en cuya cabeza solo se percibe una lisa melena negra. Distanciamiento y ¿belleza de indiferencia?, por utilizar la propia formulacion duchampiana. El artista mira las piezas del ajedrez


Un peón desnudo. Nada percibiremos, tal vez, 

Si no nos desnudamos y si no estamos dispuestos a jugar.



Eva Babitz la modelo desnuda de la fotografia se convirtió en escritora

Eve Babitz dio una entrevista , explicando las circunstancias de la foto histórica, comentando: Julian comentó que se le había ocurrido esa grandiosa idea de que yo debería jugar al ajedrez desnuda con Marcel Duchamp y, al parecer fue una idea tan estupenda, que casi diría que fue la mejor que jamás me plantearon en mi vida.

Fue simplemente una buenísima idea. De esta manera me inmortalizarían de alguna manera.


¿Por que Marcel Duchamp cambio pinceles por el ajedrez?

Un crítico de arte opinó, en el “Time” de Londres, que el pintor había encontrado en el ajedrez una forma inmaterial de expresión artística, o dicho de otra manera, un medio para manifestar el pensamiento en toda su pureza.

El celebrado plástico Man Ray, compañero de Duchamp en su época surrealista, afirmó, por su parte, que “el ajedrez es un juego en que se desarrolla una inmensa actividad que no deja huella alguna”. Esta es la clave de la cuestión: Duchamp buscaba una técnica que le permitiera plasmar sus ideas sin el lastre de una manifestación material. El óleo y el lienzo lo traicionaban, eran demasiado concretos, casi groseros.

-------Frank Marshall vs Marcel Duchamp





Frank Marshall - Marcel Duchamp

http://www.worldchesslinks.net/szs09.html

Blancas: Duchamp. Negras: Wreford Brown. París, 1924.


1 Cf3 Cc6 2 c4 e5 3 d3 Cf6 4 Cbd2 Ac5 5 h3 0-0 6 g3 d5 7 cxd5 Cxd5 8 Ag2 Ae6 9 0-0 Dd7 10 Rh2 Cce7 11 b3 Cg6 12 Ab2 f5 13 Dc2 Ad6 14 Cg5 Cb4 15 Dc1 c6 16 Cxe6 Dxe6 17 Cf3 f4 18 Cg5 De7 19 Dc4+ Cd5 20 Axd5+ cxd5 21 Dxd5+ Rh8 22 Ce4 Tad8 23 Cxd6 Txd6 24 Dc5 b6 25 Dc3 Dg5 26 Aa3 fxg3+ 27 fxg3 Txf1 28 Txf1 Tf6 29 Dc8+ Cf8, y Brown se rindió sin esperar la evidente respuesta



Arte en la UNAM festejando 100 años
Memoria de la rueda de bicicleta de Duchamp



«Es preciso lograr algo de una indiferencia tal que no provoque ninguna emoción estética. La elección de los readymade está basada siempre en la indiferencia visual, al mismo tiempo que en la ausencia total de buen o mal gusto» Duchamp.

Duchamp, le encargó que construyese las copias de sus objetos perdidos o, simplemente, abandonados en la basura, circunstancia que nos ilumina sobre la importancia que el propio Duchamp daba a sus ocurrencias, a esas obras veneradas después por la crítica.Arturo Schwarz

Dali se mofaba. Existe otra "lectura" de la obra de Duchamp, y, por inclusión, de todo el llamado "arte moderno": Toda su obra es una burla al espectador, carente por completo de significado de ningún tipo. Dalí se mofaba abiertamente de la "búsqueda de lecturas" de los críticos de arte moderno. Solía decir: "Esto que he hecho ni sé lo que es, pero está lleno de significado




Duchamp dedicó los últimos veinte años de su vida a un único esfuerzo: la creación en secreto de Etant Donnés, un desnudo femenino recostado sobre una cama de hojas. Al parecer, la mujer era la escultora brasileña María Martins, que le abandonó tras una relación amorosa de cinco años. ¿Cuál era el motivo de su secreto? ¿Podría ser que el secreto mejor guardado de Duchamp fuera el de finalmente rendirse ante el arte figurativo, ante las formas humanas, ante el realismo?


«En la época de su estadía en la Argentina, él estaba obsesionado con el ajedrez. Realizó un gran número de piezas, bastante clásicas, muy agradables “de tocar”, y un tablero. Esa tarea lo ocupaba por completo, aunque también hizo otros trabajos importantes, como Para ser mirado (desde el otro lado del vidrio) con un ojo, de cerca, durante casi una hora, El Pequeño Vidrio, un profundo estudio de óptica». Jacqueline Matisse Monnier


Teeny Duchamp, Marcel Duchamp y John Cage


Una fría noche a finales de enero o primeros de febrero de 1968, John Cage me telefoneó al apartamento de Spadina Road en Toronto donde vivíamos mi esposa Nora y yo. Tenía ya noticias de los resultados del sonido-moción electrónico producido por el circuito de mi "Stirrer".

Cage me preguntó si podía construir para él un tablero de ajedrez electrónico que pudiera seleccionar y distribuir espacialmente sonidos en torno al público de un concierto mientras una partida se desarrollaba. Al principio, educadamente rechacé su propuesta porque estaba tratando de terminar mi trabajo de licenciatura en la Universidad de Toronto. El dijo: "Quizás cambiará de opinión cuando le diga quién será mi pareja de ajedrez". Después de que yo dije "OK", Cage dijo, "Marcel Duchamp".

Me convenció, por supuesto, e inmediatamente empecé a diseñar el tablero de ajedrez, con tesis o sin tesis. (Cage desempeñó un papel importante en mi tesis, que investigaba el desarrollo histórico de la música electrónica y los comienzos de los estudios de música electrónica entre 1948 y 1953.)

Cage me contó que iba a llamar la pieza Reunión porque esperaba reunir artistas, con los que había estado ligado en el pasado, en un marco teatral pero acogedor. El y Duchamp jugarían al ajedrez en medio del escenario, y los movimientos de la partida darían lugar a la selección de fuentes de sonido y a su distribución espacial en torno al público. Duchamp se sentaría en una cómoda silla (Cage se conformaría con una silla normal de cocina); Teeny estaría sentada muy cerca y miraría; mis aparatos de televisión "osciloscópica", en el escenario, estarían en funcionamiento; y los aficionados al ajedrez en medio del escenario beberían vino y fumarían (Duchamp, cigarros; Teeny y Cage, cigarrillos) . Desde el principio, los compositores-colaboradores de Cage, Berhman, Mumma, Tudor y yo proporcionaríamos los sonidos electrónicos y electroacústicos de la experiencia del concierto. Obviamente, Reunión iba a ser una celebración pública del gusto de Cage por vivir la vida de cada día como una forma de arte.

Cage me dejó a cargo del resto de los detalles, pero me propuso contactar con el compositor canadiense, nacido en Estonia, Udo Kasemets, quien estaba organizando un festival llamado "Equipos de sonido visual" en Toronto, para que Reunión fuera el acontecimiento inaugural

El ajedrez había formado parte de la vida cotidiana de Duchamp desde hacía décadas, y en los años 60 llegó a formar parte también de la vida cotidiana de Cage.

El compositor había venerado a Duchamp desde su primer encuentro en 1942, pero mantuvo su distancia "al margen de la admiración".

Finalmente Cage encontró el suficiente coraje para pedirle a Duchamp lecciones de ajedrez, fundamentalmente como un modo de ir conociéndole. El escenario para Reunión en el Ryerson Theatre -con la imponente silla para Duchamp, los cigarros y cigarrillos, el vino y el ajedrez- era una imitación obvia del decorado de la segunda planta del apartamento unifamiliar de Duchamp en New York cuando Cage aparecía una o dos veces por semana para las "lecciones". "El modo en que Marcel enseñaba consistía en tenernos a Teeny y a mí jugando al ajedrez..." recordaba Cage. "De vez en cuando venía y comentaba que estábamos jugando muy mal. No hubo verdadera enseñanza"En los años 50, Duchamp estaba considerado por el gran maestro americano Edward Lasker como uno de los mejores 25 maestros de ajedrez en los Estados Unidos

1 comentario:

  1. quiero señalarles este nuevo sitio con un tablero de ajedrez con las piezas hechas por Duchamp y algunas de sus partidas...

    Juego Ajedrez “Marcel Duchamp”

    http://www.ajedrezeureka.com/duchamp-juego-ajedrez-de-marcel-duchamp/

    Partidas de Ajedrez de Marcel Duchamp

    http://www.ajedrezeureka.com/marcel-duchamp-partidas-de-ajedrez-de-marcel-duchamp/

    saludos, Sergio

    ResponderEliminar